DOMINGO XIII DEL T. ORDINARIO 26 DE JUNIO

EL QUE PIERDA SU  VIDA POR MÍ, LA

ENCONTRARÁ

 

JOSÉ MARÍA ROBLES HURTADO

ANTÍFONA DE ENTRADA  (Sal 46, 2)

Pueblos todos, aplaudan;  aclamen al Señor con gritos de júbilo.

ORACIÓN  COLECTA

Padre de bondad, que por  medio de tu gracia nos has hecho hijos de la luz, concédenos vivir fuera de las  tinieblas del error y permanecer siempre en el esplendor de la verdad. Por  nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA  PALABRA

Este hombre es un hombre  de Dios.

Del segundo libro de  los Reyes: 4, 8-11. 14-16

 Un día pasaba Eliseo por la  ciudad de Sunem y una mujer distinguida lo invitó con insistencia a comer en su  casa. Desde entonces, siempre que Eliseo pasaba por ahí, iba a comer a su casa.  En una ocasión, ella le dijo a su marido:

“Yo sé que este hombre, que con tanta  frecuencia nos visita, es un hombre de Dios. Vamos a construirle en los altos  una pequeña habitación. Le pondremos allí una cama, una mesa, una silla y una  lámpara, para que se quede allí, cuando venga a visitarnos”.

Así se hizo y  cuando Eliseo regresó a Sunem, subió a la habitación y se recostó en la cama.  Entonces le dijo a su criado:

“¿Qué podemos hacer por esta mujer?”. El criado  le dijo:
“Mira, no tiene hijos y su marido ya es un anciano”. Entonces dijo  Eliseo: “Llámala”. El criado la llamó y ella, al llegar, se detuvo en la puerta.  Eliseo le dijo: “El año que viene, por estas mismas fechas, tendrás un hijo en  tus brazos”

Palabra de Dios.

 Te alabamos,  Señor.

Del salmo 88

 

 

R/.  Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor.

Proclamaré sin cesar  la misericordia del Señor, y daré a conocer que su fidelidad es eterna, pues el  Señor ha dicho: “Mi amor es para siempre, y mi lealtad, más firme que los  cielos”. R/.

 Señor, feliz el pueblo que te alaba y que a tu luz camina, que  en tu nombre se alegra a todas horas y al que llena de orgullo tu justicia.  R/.
Feliz, porque eres tú su honor y fuerza y exalta tu favor nuestro poder.  Feliz, porque el Señor es nuestro escudo y el santo de Israel es nuestro rey.  R/.

El bautismo nos sepultó  con Cristo para que llevemos una vida nueva.

De la carta del  apóstol san Pablo a los romanos: 6, 3-4. 8-11

Hermanos: Todos los que  hemos sido incorporados a Cristo Jesús por medio del bautismo, hemos sido  incorporados a su muerte. En efecto, por el bautismo fuimos sepultados con Él en  su muerte, para que, así como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria  del Padre, así también nosotros llevemos una vida nueva.

Por lo tanto, si  hemos muerto con Cristo, estamos seguros de que también viviremos con Él; pues  sabemos que Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, ya nunca morirá. La  muerte ya no tiene dominio sobre Él, porque al morir, murió al pecado de una vez  para siempre, y al resucitar vive ahora para Dios. Lo mismo ustedes,  considérense muertos al pecado y vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro. 
 Palabra de Dios

Te alabamos, Señor.

ACLAMACIÓN (1 P 2,  9)

R/. Aleluya, aleluya.

Ustedes son linaje escogido, sacerdocio  real, nación consagrada a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de  aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable. R/.

El que no toma su cruz,  no es digno de mí. Quien los recibe a ustedes me recibe a mí.

Del santo Evangelio según san Mateo: 10,  37-42

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus  apóstoles: “El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí;  el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no  toma su cruz y me sigue, no es digno de mí.

El que salve su vida la perderá y  el que la pierda por mí, la salvará.

Quien los recibe a ustedes me recibe a  mí; y quien me recibe a mí, recibe al que me ha enviado.

El que recibe a un  profeta por ser profeta, recibirá recompensa de profeta; el que recibe a un  justo por ser justo, recibirá recompensa de justo.

Quien diere, aunque no sea  más que un vaso de agua fría a uno de estos pequeños, por ser discípulo mío, yo  les aseguro que no perderá su recompensa”.

Palabra del Señor.

Gloria  a ti, Señor Jesús.

Credo

PLEGARIA  UNIVERSAL

Con plena confianza en  el amor de Dios, dirijámosle nuestra oración.

A cada petición diremos:  Escúchanos, Padre.

1. Por los pastores de la Iglesia. Que den un buen  testimonio del amor de Dios en medio del pueblo cristiano. Oremos.

2. Por  todos los cristianos. Que tengamos la fuerza y la convicción para seguir el  camino de Jesús con la radicalidad y la exigencia que requiere. Oremos.

3.  Por todos los bautizados. Que renovemos cada día la gracia recibida y vivamos  como auténticos hijos de Dios. Oremos.

4. Por todos los hombres y mujeres.  Que la acogida y hospitalidad sean valores que ayuden a fomentar unas relaciones  humanas más fraternas y solidarias. Oremos.

5. Por todas las actividades que  organizan las parroquias y comunidades, especialmente para niños y jóvenes. Que  sean espacios donde se viva y transmita la buena noticia del Evangelio.  Oremos.

6. Por todos nosotros. Que la celebración de la Eucaristía sea  alimento para nuestra vida cristiana de cada día. Oremos.

Escucha, Padre,  las oraciones que te hemos dirigido con confianza de hijos. Por Jesucristo,  nuestro Señor.

ORACIÓN SOBRE LAS  OFRENDAS

Concédenos, Señor,  participar dignamente en esta Eucaristía por medio de la cual tú te dignas  hacernos partícipes de los frutos de la redención. Por Jesucristo, nuestro  Señor.
Prefacio para los domingos del Tiempo Ordinario.

ANTÍFONA DE LA  COMUNIÓN (Jn 17, 20-21)

Padre, te ruego por ellos,  para que sean uno en nosotros, a fin de que el mundo crea que tú me has enviado,  dice el Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE  LA COMUNIÓN

Que el Cuerpo y la Sangre de  tu Hijo, que hemos ofrecido en sacrificio y recibido en comunión, sean para  nosotros principio de vida nueva, a fin de que, unidos a ti por el amor, demos  frutos que permanezcan para siempre. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Anuncios
Published in: on 25 junio, 2011 at 20:13  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://palabradediosdiaria.wordpress.com/2011/06/25/domingo-xiii-del-t-ordinario-26-de-junio/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: