LECTURAS DEL DOMINGO XI DEL T. ORDINARIO 18 DE JUNIO (VERDE)

 

"La cosecha es mucha y los trabajadores, pocos. Rueguen, por lo tanto, al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos".

 

 

clip_image001

 

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SANTA JULIANA DE FALCONIERI RELIGIOSA FUNDADORA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 26, 7. 9

 

Oye, Señor, mi voz y mis clamores. Ven en mi ayuda, no me rechaces, ni me abandones, Dios, salvador mío.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, fortaleza de los que en ti esperan, acude bondadoso, a nuestro llamado y puesto que sin ti nada puede nuestra humana debilidad, danos siempre la ayuda de tu gracia, para que, en cumplimiento de tu voluntad, te agrademos siempre con nuestros deseos y acciones. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Serán para mí un reino de sacerdotes y una nación consagrada.

 

clip_image002Del libro del Éxodo: 19, 2-6

 

En aquellos días, el pueblo de Israel salió de Refidim, llegó al desierto del Sinaí y acampó frente al monte. Moisés subió al monte para hablar con Dios. El Señor lo llamó desde el monte y le dijo: "Esto dirás a la casa de Jacob, esto anunciarás a los hijos de Israel: ‘Ustedes han visto cómo castigué a los egipcios y de qué manera los he levantado a ustedes sobre alas de águila y los he traído a mí. Ahora bien, si escuchan mi voz y guardan mi alianza, serán mi especial tesoro entre todos los pueblos, aunque toda la tierra es mía. Ustedes serán para mí un reino de sacerdotes y una nación consagrada’ ".

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 99

 

clip_image003

R/. El Señor es nuestro Dios y nosotros su pueblo.

 

Alabemos a Dios todos los hombres, sirvamos al Señor con alegría y con júbilo entremos en su templo. R/.

 

Reconozcamos que el Señor es Dios, que él fue quien nos hizo y somos suyos, que somos su pueblo y su rebaño. R/.

 

Porque el Señor es bueno, bendigámoslo, porque es eterna su misericordia y su fidelidad nunca se acaba. R/.

 

Si la muerte de Cristo nos reconcilió con Dios, mucho más nos reconciliará su vida.

 

clip_image004

De la carta del apóstol san Pablo a los romanos: 5, 6-11

 

Hermanos: Cuando todavía no teníamos fuerzas para salir del pecado, Cristo murió por los pecadores en el tiempo señalado. Difícilmente habrá alguien que quiera morir por un justo, aunque puede haber alguno que esté dispuesto a morir por una persona sumamente buena. Y la prueba de que Dios nos ama está en que Cristo murió por nosotros, cuando aún éramos pecadores.

 

Con mayor razón, ahora que ya hemos sido justificados por su sangre, seremos salvados por él del castigo final. Porque, si cuando éramos enemigos de Dios, fuimos reconciliados con él por la muerte de su Hijo, con mucho más razón, estando ya reconciliados, recibiremos la salvación participando de la vida de su Hijo. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo, por quien hemos obtenido ahora la reconciliación.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

ACLAMACIÓN  Mc 1, 15

 

clip_image005

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

El Reino de Dios está cerca, dice el Señor; arrepiéntanse y crean en el Evangelio. R/.

 

Jesús envió a sus doce apóstoles con instrucciones.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Mateo: 9, 36-10, 8

 

En aquel tiempo, al ver Jesús a las multitudes, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y desamparadas, como ovejas sin pastor. Entonces dijo a sus discípulos: "La cosecha es mucha y los trabajadores, pocos. Rueguen, por lo tanto, al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos".

 

Después, llamando a sus doce discípulos, les dio poder para expulsar a los espíritus impuros y curar toda clase de enfermedades y dolencias.

 

Estos son los nombres de los doce apóstoles: el primero de todos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago y su hermano Juan, hijos de Zebedeo; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el publicano; Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo; Simón, el cananeo, y Judas Iscariote, que fue el traidor. A estos doce los envió Jesús con estas instrucciones: "No vayan a tierra de paganos ni entren en ciudades de samaritanos. Vayan más bien en busca de las ovejas perdidas de la casa de Israel. Vayan y proclamen por el camino que ya se acerca el Reino de los cielos. Curen a los leprosos y demás enfermos; resuciten a los muertos y echen fuera a los demonios. Gratuitamente han recibido este poder; ejérzanlo, pues, gratuitamente".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Credo

 

PLEGARIA UNIVERSAL

 

Presentemos nuestras peticiones a Dios, nuestro Padre, para que su salvación llegue a todos los confines del mundo.

 

Después de cada petición diremos: Padre, escúchanos.

 

Para que la Iglesia sea luz de esperanza para los hombres de nuestro tiempo. Oremos.

 

Para que en nuestras comunidades surjan fieles dispuestos a seguir a Jesús en el ministerio presbiteral. Oremos.

 

Para que todos los pueblos que no creen en Jesucristo lleguen a descubrir la alegría de la fe. Oremos.

 

Para que los gobernantes de nuestra patria y de todos los países trabajen para hacer posible que la riqueza y el bienestar lleguen a todos, como es el deseo de Dios. Oremos.

 

Para que los papás den testimonio en todas partes del amor del Padre por nosotros, especialmente en su familia. Oremos.

 

Para que quienes estamos reunidos en esta Eucaristía demos un buen testimonio del Evangelio. Oremos.

 

Escucha, Padre, nuestra oración y muéstranos tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Tú que con este pan y este vino que te presentamos das al género humano el alimento que lo sostiene y el sacramento que lo renueva, concédenos, Señor, que nunca nos falte esta ayuda para el cuerpo y el alma. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio para los domingos del Tiempo ordinario.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Sal 26, 4

 

Una sola cosa he pedido y es lo único que busco, habitar en la casa del Señor todos los días de mi vida.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Señor, que esta santa comunión, que acabamos de recibir, así como significa la unión de los fieles en ti, así también lleve a efecto la unidad en tu Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 17 junio, 2017 at 15:06  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL SÁBADO X DEL T. ORDINARIO 17 DE JUNIO (VERDE)


Digan simplemente sí, cuando es sí; y no, cuando es no.

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SANTA TERESA DE PORTUGAL RELIGIOSA

 

 

MISA DE SANTA MARÍA EN SÁBADO

 

ANTÍFONA DE ENTRADA

 

Te aclamamos, santa madre de Dios, porque has dado a luz al Rey que gobierna cielo y tierra por los siglos de los siglos.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, concédenos a nosotros, tus siervos, gozar siempre de completa salud de alma y cuerpo, y, por la intercesión de la gloriosa siempre Virgen María, líbranos de las tristezas de esta vida y concédenos disfrutar de las alegrías eternas. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Al que nunca cometió pecado, Dios lo hizo "pecado" por nosotros.

 

clip_image003

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios: 5, 14-21

 

Hermanos: El amor de Cristo nos apremia, al pensar que si uno murió por todos, todos murieron. Cristo murió por todos para que los que viven ya no vivan para sí mismos, sino para aquel que murió y resucitó por ellos. Por eso nosotros ya no juzgamos a nadie con criterios humanos. Si alguna vez hemos juzgado a Cristo con tales criterios, ahora ya no lo hacemos. El que vive según Cristo es una creatura nueva; para él todo lo viejo ha pasado; ya todo es nuevo.

 

Todo esto proviene de Dios, que nos reconcilió consigo por medio de Cristo y que nos confirió el ministerio de la reconciliación. Porque, efectivamente, en Cristo, Dios reconcilió al mundo consigo y renunció a tomar en cuenta los pecados de los hombres, y a nosotros nos confió el mensaje de la reconciliación. Por eso, nosotros somos embajadores de Cristo, y por nuestro medio, es Dios mismo el que los exhorta a ustedes. En nombre de Cristo les pedimos que se reconcilien con Dios. Al que nunca cometió pecado, Dios lo hizo "pecado" por nosotros, para que, unidos a Él, recibamos la salvación de Dios y nos volvamos justos y santos. 

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

 

Del salmo 102

 

clip_image004

R/. El Señor es compasivo y misericordioso.

 

Bendice al Señor, alma mía, que todo mi ser bendiga su santo nombre. Bendice al Señor, alma mía, y no te olvides de sus beneficios. R/.

 

El Señor perdona tus pecados y cura tus enfermedades; Él rescata tu vida del sepulcro y te colma de amor y de ternura. R/.

 

El Señor es compasivo y misericordioso, lento para enojarse y generoso para perdonar. El Señor no estará siempre enojado, ni durará para siempre su rencor. R/.

 

Como desde la tierra hasta el cielo, así es de grande su misericordia; como un padre es compasivo con sus hijos, así es compasivo el Señor con quien lo ama. R/.

 

 

ACLAMACIÓN Sal 118, 36. 29

 

clip_image005

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Inclina, Dios mío, mi corazón a tus preceptos y dame la gracia de cumplir tu voluntad. R/.

 

Les digo que no juren ni por el cielo ni por la tierra.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Mateo: 5, 33-37

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Han oído que se dijo a los antiguos: No jurarás en falso y le cumplirás al Señor lo que le hayas prometido con juramento. Pero yo les digo: No juren de ninguna manera, ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, porque es donde Él pone los pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del gran Rey. Tampoco jures por tu cabeza, porque no puedes hacer blanco o negro uno solo de tus cabellos. Digan simplemente sí, cuando es sí; y no, cuando es no. Lo que se diga de más, viene del maligno". 

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Recibe, Señor, las oraciones de tu pueblo, junto con las ofrendas que te presentamos, para que, por la intercesión de santa María, la Madre de tu Hijo, ningún buen propósito quede sin realizarse y ninguna de nuestras súplicas quede sin respuesta. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio de Santa María Virgen.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Lc 11, 27

 

Dichoso el vientre de la Virgen María, que llevó al Hijo del eterno Padre.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Al recibir el sacramento celestial en la conmemoración de la santísima Virgen María, te pedimos, Padre misericordioso, que, a imitación suya, nos concedas ponernos dignamente al servicio del misterio de nuestra redención. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 

Published in: on 16 junio, 2017 at 15:03  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL VIERNES X DEL T. ORDINARIO 16 DE JUNIO (VERDE)


Quien mire con malos deseos a una mujer, ya cometió adulterio con ella en su corazón.

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN JUAN FRANCISCO REGIS SACERDOTE

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Ap 5, 9-10

 

Con tu sangre compraste para Dios hombres de todas las razas y lenguas, de todos los pueblos y naciones, para constituir un reino para Dios.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, que redimiste a todos los hombres con la preciosa Sangre de tu Unigénito, conserva en nosotros la obra de tu misericordia, para que, celebrando sin cesar el misterio de nuestra salvación, merezcamos alcanzar sus frutos. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Aquel que resucitó a Jesús nos resucitará también a nosotros con Jesús y nos colocará a su lado junto con ustedes.

 

 

clip_image003

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios: 4, 6-15

 

Hermanos: El mismo Dios que dijo: Brille la luz en medio de las tinieblas, es el que ha hecho brillar su luz en nuestros corazones, para dar a conocer el resplandor de la gloria de Dios, que se manifiesta en el rostro de Cristo. Pero llevamos este tesoro en vasijas de barro, para que se vea que esta fuerza tan extraordinaria proviene de Dios y no de nosotros mismos.

 

Por eso sufrimos toda clase de pruebas, pero no nos angustiamos. Nos abruman las preocupaciones, pero no nos desesperamos. Nos vemos perseguidos, pero no desamparados; derribados, pero no vencidos.

 

Llevamos siempre y por todas partes la muerte de Jesús en nuestro cuerpo, para que en este mismo cuerpo se manifieste también la vida de Jesús. Nuestra vida es un continuo estar expuestos a la muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal. De modo que la muerte actúa en nosotros, y en ustedes, la vida.

 

Y como poseemos el mismo espíritu de fe que se expresa en aquel texto de la Escritura: Creo, por eso hablo, también nosotros creemos y por eso hablamos, sabiendo que aquel que resucitó a Jesús nos resucitará también a nosotros con Jesús y nos colocará a su lado con ustedes. Y todo esto es para bien de ustedes, de manera que, al extenderse la gracia a más y más personas, se multiplique la acción de gracias para gloria de Dios.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

 

Del salmo 115

 

clip_image004

R/. Invocaré, Señor, tu nombre.

Aun abrumado de desgracias, siempre confié en el Señor. Aun cuando en mi aflicción pensaba: "Los hombres son unos mentirosos". R/.

 

A los ojos del Señor es muy penoso que mueran sus amigos. De la muerte, Señor, me has librado, a mí, tu esclavo e hijo de tu esclava. R/.

 

Te ofreceré con gratitud un sacrificio e invocaré tu nombre. Cumpliré mis promesas al Señor ante todo su pueblo. R/.

 

ACLAMACIÓN Flp 2, 15. 16

 

clip_image005

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Iluminen al mundo con la luz del Evangelio reflejada en su vida. R/.

 

Todo el que mire con malos deseos a una mujer, ya cometió adulterio con ella en su corazón.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Mateo: 5, 27-32

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Han oído que se dijo a los antiguos: No cometerás adulterio. Pero yo les digo que quien mire con malos deseos a una mujer, ya cometió adulterio con ella en su corazón. Por eso, si tu ojo derecho es para ti ocasión de pecado, arráncatelo y tíralo lejos, porque más te vale perder una parte de tu cuerpo y no que todo él sea arrojado al lugar de castigo. Y si tu mano derecha es para ti ocasión de pecado, córtatela y arrójala lejos de ti, porque más te vale perder una parte de tu cuerpo y no que todo él sea arrojado al lugar de castigo.

 

También se dijo antes: El que se divorcie, que le dé a su mujer un certificado de divorcio. Pero yo les digo que el que se divorcia, salvo el caso de que vivan en unión ilegítima, expone a su mujer al adulterio, y el que se casa con una divorciada comete adulterio".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Al traer ante tu soberana presencia, Señor, nuestros dones, haz que, por medio de estos misterios, nos acerquemos a Jesús, el mediador de la nueva Alianza, y nos renovemos por la aspersión salvadora de su Sangre. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. 1 Co 10, 16

 

El cáliz de nuestra acción de gracias, nos une en la Sangre de Cristo; y el pan que partimos, nos une en el Cuerpo del Señor.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Habiendo sido reconfortados con el alimento y la bebida celestiales, te pedimos, Dios todopoderoso, que defiendas del temor del enemigo a quienes has redimido con la preciosa Sangre de tu Hijo. El, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

Published in: on 15 junio, 2017 at 15:21  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL JUEVES X DEL T. ORDINARIO 15 DE JUNIO SOLEMNIDAD DEL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO (BLANCO)


Yo les aseguro: Si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no podrán tener vida en ustedes.

 

 

clip_image002

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SANTA MARÍA MICAELA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO VIRGEN FUNDADORA

 

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 80, 17

 

Alimentó a su pueblo con lo mejor del trigo y lo sació con miel sacada de la roca.

 

Se dice Gloria.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor nuestro Jesucristo, que en este admirable sacramento nos dejaste el memorial de tu pasión, concédenos venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre, que experimentemos continuamente en nosotros el fruto de tu redención. Tú que vives y reinas con el Padre en la unidad del Espíritu Santo y eres Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Te di un alimento que ni tú ni tus padres conocían.

 

clip_image004

Del libro del Deuteronomio: 8, 2-3. 14-16

 

En aquel tiempo, habló Moisés al pueblo y le dijo: "Recuerda el camino que el Señor, tu Dios, te ha hecho recorrer estos cuarenta años por el desierto, para afligirte, para ponerte a prueba y conocer si ibas a guardar sus mandamientos o no. Él te afligió, haciéndote pasar hambre, y después te alimentó con el maná, que ni tú ni tus padres conocían, para enseñarte que no sólo de pan vive el hombre, sino también de toda palabra que sale de la boca de Dios. No sea que te olvides del Señor, tu Dios, que te sacó de Egipto y de la esclavitud; que te hizo recorrer aquel desierto inmenso y terrible, lleno de serpientes y alacranes; que en una tierra árida hizo brotar para ti agua de la roca más dura, y que te alimentó en el desierto con un maná que no conocían tus padres".

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 147

 

clip_image006

R/. Bendito sea el Señor.

 

Glorifica al Señor, Jerusalén, a Dios ríndele honores, Israel. Él refuerza el cerrojo de tus puertas y bendice a tus hijos en tu casa. R/.

 

Él mantiene la paz en tus fronteras, con su trigo mejor sacia tu hambre. Él envía a la tierra su mensaje y su palabra corre velozmente. R/.

 

Le muestra a Jacob sus pensamientos, sus normas y designios a Israel. No ha hecho nada igual con ningún pueblo ni le ha confiado a otro sus proyectos. R/.

 

El pan es uno y los que comemos de ese pan formamos un solo cuerpo.

 

 

clip_image008

De la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios: 10, 16-17

 

Hermanos: El cáliz de la bendición con el que damos gracias, ¿no nos une a Cristo por medio de su sangre? Y el pan que partimos, ¿no nos une a Cristo por medio de su cuerpo? El pan es uno, y así nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque todos comemos del mismo pan.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

SECUENCIA

 

(Puede omitirse o puede recitarse en forma abreviada, comenzando par la estrofa: "El pan que del cielo baja ").

 

Al Salvador alabemos,

que es nuestro pastor y guía.

Alabémoslo con himnos

y canciones de alegría.

 

Esto nuevo, siempre nuevo,

es la luz de la verdad.

que sustituye a lo viejo

con reciente claridad.

 

Alabémoslo sin límites

y con nuestras fuerzas todas;

pues tan grande es el Señor,

que nuestra alabanza es poca.

 

Gustosos hoy aclamamos

a Cristo, que es nuestro pan.

pues El es el pan de vida

que nos da vida inmortal.

 

Doce eran los que cenaban

y les dio pan a los doce.

Doce entonces lo comieron,

y, después, todos los hombres.

 

Sea plena la alabanza

y llena de alegres cantos;

que nuestra alma se desborde

en todo un concierto santo.

 

Hoy celebramos con gozo

la gloriosa institución

de este banquete divino,

el banquete del Señor.

 

Esta es la nueva Pascua,

Pascua del único Rey,

que termina con la alianza

tan pesada de la ley.

 

En aquella ultima cena

Cristo hizo la maravilla

de dejar a sus amigos

el memorial de su vida.

 

Enseñados por la Iglesia,

consagramos pan y vino,

que a los hombres nos redimen,

y dan fuerza en el camino.

 

Es un dogma del cristiano

que el pan se convierte en carne,

y lo que antes era vino

queda convertido en sangre.

 

Hay cosas que no entendemos,

pues no alcanza la razón;

mas si las vemos con fe,

entraran al corazón.

 

Bajo símbolos diversos y

en diferentes figuras,

se esconden ciertas verdades

maravillosas, profundas.

 

Su sangre es nuestra bebida;

su carne, nuestro alimento;

pero en el pan o en el vino

Cristo esta todo completo

 

Quien lo come, no lo rompe,

no lo parte ni divide;

El es el todo y la parte;

vivo esta en quien lo recibe.

 

Cuando parten lo exterior,

solo parten lo que has visto;

no es una disminución

de la persona de Cristo.

 

Puede ser tan solo uno

el que se acerca al altar,

o pueden ser multitudes:

Cristo no se acabará.

 

Lo comen buenos y malos,

con provecho diferente;

no es lo mismo tener vida

que ser condenado a muerte.

 

A los malos les da muerte

y a los buenos les da vida.

¡Qué efecto tan diferente

tiene la misma comida!

 

El pan que del cielo baja

es comida de viajeros.

Es un pan para los hijos.

¡No hay que tirarlo a los perros!

 

Isaac, el inocente,

es figura de este pan,

con el cordero de Pascua

y el misterioso maná.

 

Ten compasión de nosotros,

buen pastor, pan verdadero.

Apaciéntanos y cuídanos

y condúcenos al cielo.

 

Si lo parten, no te apures

solo parten lo exterior;

en el mínimo fragmento

entero late el Señor.

 

Todo lo puedes y sabes,

pastor de ovejas, divino.

Concédenos en el cielo

gozar la herencia contigo. Amen.

 

ACLAMACIÓN Jn 6, 51

 

clip_image010

 

 

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor; el que coma de este pan vivirá para siempre. R/.

 

Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida.

 

clip_image012

Del santo Evangelio según san Juan: 6, 51-58

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos: "Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida".

 

Entonces los judíos se pusieron a discutir entre sí: "¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?"

 

Jesús les dijo: "Yo les aseguro: Si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no podrán tener vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día.

 

Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí y yo en él. Como el Padre, que me ha enviado, posee la vida y yo vivo por Él, así también el que me come vivirá por mí.

 

Éste es el pan que ha bajado del cielo; no es como el maná que comieron sus padres, pues murieron. El que come de este pan vivirá para siempre".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Se dice Credo.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Señor, concede, bondadoso, a tu Iglesia, los dones de la unidad y de la paz, significados místicamente en las ofrendas que te presentamos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio II o I de la Eucaristía.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Jn 6, 56

 

El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí y yo en él, dice el Señor.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Concédenos, Señor Jesucristo, disfrutar eternamente del gozo de tu divinidad que ahora pregustamos, en la comunión de tu Cuerpo y de tu Sangre. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

Published in: on 14 junio, 2017 at 15:18  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL MIÉRCOLES X DEL T. ORDINARIO 14 DE JUNIO (VERDE)


Yo les aseguro que antes se acabarán el cielo y la tierra, que deje de cumplirse hasta la más pequeña letra o coma de la ley.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN ELISEO PROFETA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. 1 Co 12, 4-6

 

Hay diferentes dones, pero el Espíritu es el mismo, hay diferentes servicios, pero el Señor es el mismo; hay diferentes actividades, pero Dios, que hace todo en todos, es el mismo.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios nuestro, que enseñaste a los ministros de tu Iglesia a no buscar ser servidos, sino a servir a sus hermanos, concédeles disponibilidad en la entrega, mansedumbre en el servicio y perseverancia en la oración. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Dios nos ha capacitado para que seamos servidores de una alianza nueva, basada no en la letra, sino en el Espíritu.

 

clip_image002

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios 3, 4-11

 

Hermanos: Cristo es quien me da esta seguridad ante Dios. No es que yo quiera atribuirme algo como propio, sino que mi capacidad viene de Dios, el cual me ha hecho servidor competente de una nueva alianza, basada no en la letra, sino en el Espíritu; porque la letra mata, pero el Espíritu da vida.

 

Ahora bien, si aquel régimen de muerte, el de la ley grabada en tablas de piedra, se promulgó tan gloriosamente, que los israelitas no podían fijar la vista en el rostro de Moisés por su resplandor, aunque pasajero, ¿cuánto más glorioso no será el régimen del Espíritu?

 

Efectivamente, si el régimen de la condenación fue glorioso, con mucho mayor razón lo será el régimen de la salvación. Más aún, aquel esplendor ha sido eclipsado ya por esta gloria incomparable. Y si aquello que era pasajero, fue glorioso, ¿cuánto más glorioso no será lo permanente?

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

 

Del salmo 98

 

clip_image003

R/. Santo es el Señor, nuestro Dios.

 

Alaben al Señor, a nuestro Dios, y póstrense a sus pies, pues el Señor es santo. R/.

 

Moisés y Aarón, entre sus sacerdotes, y Samuel, entre aquellos que lo honraban, clamaron al Señor y Él los oyó. R/.

Desde la columna de nubes les hablaba y ellos oyeron sus preceptos y la ley que les dio. R/.

 

Señor, Dios nuestro, tú los escuchaste, Dios de perdón fuiste para ellos, aunque siempre castigabas sus faltas. R/.

 

Alaben al Señor, a nuestro Dios, póstrense ante su monte santo, pues santo es nuestro Dios. R/.

 

 

ACLAMACIÓN Sal 24, 4. 5

 

clip_image004

 

 

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Descúbrenos, Señor, tus caminos y guíanos con la verdad de tu doctrina. R/.

 

 

 

No he venido a abolir la ley, sino a darle plenitud.

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Mateo 5, 17-19

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "No crean que he venido a abolir la ley o los profetas; no he venido a abolirlos, sino a darles plenitud. Yo les aseguro que antes se acabarán el cielo y la tierra, que deje de cumplirse hasta la más pequeña letra o coma de la ley.

 

Por lo tanto, el que quebrante uno de estos preceptos menores y enseñe eso a los hombres, será el menor en el Reino de los cielos; pero el que los cumpla y los enseñe, será grande en el Reino de los cielos". 

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Padre santo, cuyo Hijo quiso lavar los pies de los discípulos para darnos ejemplo, recibe los dones que te presentamos y haz que, al ofrecernos como oblación espiritual, podamos crecer en el espíritu de humildad y entrega. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Lc 12, 37

 

Dichosos aquellos a quienes su señor, al llegar, encuentra en vela. Yo les aseguro que se recogerá la túnica, los hará sentar a su mesa y él mismo les servirá.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Concede, Señor, a tus siervos, fortalecidos por el alimento y la bebida celestiales, procurar tu gloria y la salvación de los creyentes, siendo siempre fieles ministros del Evangelio, de los sacramento y de la caridad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 13 junio, 2017 at 15:52  Comments (3)  

LECTURAS DEL MARTES X DEL T. ORDINARIO 13 DE JUNIO SAN ANTONIO DE PADUA PRESBÍTERO Y DOCTOR DE LA IGLESIA (BLANCO)


Ustedes son la sal de la tierra. Ustedes son la luz del mundo.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN ANTONIO DE PADUA PRESBÍTERO Y DOCTOR DE LA IGLESIA

 

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 15, 5

 

El Señor es parte de mi heredad y mi cáliz; tú, Señor, me devuelves mi heredad.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios todopoderoso y eterno, que en san Antonio de Padua diste a tu pueblo un predicador insigne y un intercesor en sus necesidades, concédenos que, con su ayuda y siguiendo sus ejemplos de vida cristiana, experimentemos tu auxilio en toda adversidad. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

Jesucristo no fue primero "sí" y luego "no". Todo en Él es un "sí".

 

clip_image002

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios: 1,18-22

 

Hermanos: Dios es testigo de que la palabra que les dirigimos a ustedes no fue primero "sí" y luego "no". Cristo Jesús, el Hijo de Dios, a quien Silvano, Timoteo y yo les hemos anunciado, no fue primero "sí" y luego "no". Todo Él es un "sí". En Él, todas las promesas han pasado a ser realidad. Por Él podemos responder "Amén" a Dios, quien a todos nosotros nos ha dado fortaleza en Cristo y nos ha consagrado. Nos ha marcado con su sello y ha puesto el Espíritu Santo en nuestro corazón, como garantía de lo que vamos a recibir.

 

Palabra de Dios. 

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 118

 

clip_image004R/. Míranos, Señor, benignamente.

 

Tus preceptos, Señor, son admirables, por eso yo los sigo. La explicación de tu palabra da luz y entendimiento a los humildes. R/.

 

Hondamente suspiro, Señor, por guardar tus mandamientos. Vuélvete a mí, Señor, y compadécete de mí, como sueles hacer con tus amigos. R/.

 

Haz que sigan mis pasos tus caminos y que no me domine la malicia. Mira benignamente a tu siervo y enséñame a cumplir tus mandamientos. R/.

 

ACLAMACIÓN  Mt 5, 16

 

clip_image005R/. Aleluya, aleluya.

 

Que brille la luz de ustedes ante los hombres, dice el Señor, para que viendo las buenas obras que ustedes hacen, den gloria a su Padre, que está en los cielos. R/.

 

Ustedes son la luz del mundo.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Mateo: 5, 13-16

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Ustedes son la sal de la tierra. Si la sal se vuelve insípida, ¿con qué se le devolverá el sabor? Ya no sirve para nada y se tira a la calle para que la pise la gente. Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad construida en lo alto de un monte; y cuando se enciende una vela, no se esconde debajo de una olla, sino que se pone sobre un candelero para que alumbre a todos los de la casa.

 

Que de igual manera brille la luz de ustedes ante los hombres, para que viendo las buenas obras que ustedes hacen, den gloria a su Padre, que está en los cielos".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Dios misericordioso, que, despojando a san Antonio de Padua del hombre viejo, te dignaste formar en él un hombre nuevo conforme a tu imagen, concédenos, propicio, que nosotros, igualmente renovados, te ofrezcamos este sacrificio de reconciliación, agradable a tus ojos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Mt 19, 27-29

 

Yo les aseguro que ustedes que han dejado todo para seguirme, recibirán cien veces más y heredarán la vida eterna.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Por la eficacia de este sacramento, te rogamos, Señor, que, a ejemplo de san Martín de Porres, nos conduzcas siempre por el camino de tu amor, y que la obra buena que empezaste en nosotros, la perfecciones, hasta el día en que se manifieste Jesucristo. El, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

 

Published in: on 12 junio, 2017 at 15:20  Comments (1)  

LECTURAS DEL LUNES X DEL T. ORDINARIO 12 DE JUNIO (VERDE)


Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos.

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN ONOFRE ERMITAÑO

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 26, 1-2

 

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es la defensa de mi vida, ¿quién me hará temblar? Cuando me asaltan mis enemigos, tropiezan y caen.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor, Dios, de quien todo bien procede, escucha nuestras súplicas y concédenos que comprendiendo, por inspiración tuya, lo que es recto, eso mismo, bajo tu guía lo hagamos realidad. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Dios nos conforta para que nosotros podamos confortar a los demás en todos sus sufrimientos.

 

clip_image002

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios: 1, 1-7

 

Yo, Pablo, apóstol de Jesucristo por voluntad de Dios, y Timoteo, hermano nuestro, deseamos a la Iglesia de Dios que está en Corinto y a todos los cristianos que viven en la provincia de Acaya, la gracia y la paz de Dios, nuestro Padre, y de Jesucristo, el Señor.

 

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre lleno de misericordia y Dios que siempre consuela. Él es quien nos conforta en nuestras tribulaciones, para que nosotros podamos también confortar con la misma fuerza que recibimos   de Dios, a los que se encuentran atribulados.

 

Porque así como participamos abundantemente en los sufrimientos de Cristo, así, por medio de Cristo, recibimos también un gran consuelo. Por eso, si sufrimos, es para consuelo y salvación de ustedes; si somos consolados, es también para consuelo de ustedes, para que puedan soportar con paciencia los mismos sufrimientos que nosotros soportamos.

 

Tenemos, pues, una firme esperanza en ustedes, porque sabemos que, así como ustedes son nuestros compañeros en el sufrimiento, también lo serán en el consuelo.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 33

 

clip_image003

R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.

 

Bendeciré al Señor a todas horas, no cesará mi boca de alabarlo. Yo me siento orgulloso del Señor, que se alegre su pueblo al escucharlo. R.

 

Proclamemos la grandeza del Señor y alabemos todos juntos su poder. Cuando acudí al Señor, me hizo caso y me libró de todos mis temores. R.

 

Confía en el Señor y saltarás de gusto, jamás te sentirás decepcionado, porque el Señor escucha el clamor de los pobres y los libra de todas sus angustias. R.

 

Junto a aquellos que temen al Señor el ángel del Señor acampa y los protege. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor. Dichoso el hombre que se refugia en él. R.

 

ACLAMACIÓN  Mt 5, 12

 

 

clip_image005

 

 

 

R. Aleluya, aleluya.

 

Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos. R.

 

Dichosos los pobres de espíritu.

 

clip_image006Del santo Evangelio según san Mateo: 5, 1-12

 

En aquel tiempo, cuando Jesús vio a la muchedumbre, subió al monte y se sentó. Entonces se le acercaron sus discípulos. Enseguida comenzó a enseñarles, y les dijo:

 

“Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. Dichosos los que lloran, porque serán consolados. Dichosos los sufridos, porque heredarán la tierra. Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Dichosos los misericordiosos, porque obtendrán misericordia. Dichosos los limpios de corazón, porque verán a Dios. Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará hijos de Dios. Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos. Dichosos serán ustedes cuando los injurien, los persigan y digan cosas falsas de ustedes por causa mía. Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos, puesto que de la misma manera persiguieron a los profetas que vivieron antes que ustedes”.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Mira, Señor, con bondad nuestro servicio para que esta ofrenda se convierta para ti en don aceptable y para nosotros, en aumento de nuestra caridad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Sal 17, 3

 

Señor, tú eres mi fortaleza, mi refugio, mi liberación y mi ayuda. Tú eres mi Dios.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Señor, que la virtud medicinal de este sacramento nos cure por tu bondad de nuestras maldades y nos haga avanzar por el camino recto. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 

Published in: on 11 junio, 2017 at 15:39  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL DOMINGO X DEL T. ORDINARIO 11 DE JUNIO SOLEMNIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD (BLANCO)


Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en Él no perezca.

 

 

clip_image002

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN BERNABÉ APÓSTOL Y MÁRTIR

 

ANTÍFONA DE ENTRADA

 

Bendito sea Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, porque ha tenido misericordia con nosotros

 

Se dice Gloria.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios Padre, que al enviar al mundo la Palabra de verdad y el Espíritu santificador, revelaste a todos los hombres tu misterio admirable, concédenos que, profesando la fe verdadera, reconozcamos la gloria de la eterna Trinidad y adoremos la Unidad de su majestad omnipotente. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Yo soy el Señor, el Señor Dios, compasivo y clemente.

 

clip_image004

Del libro del Éxodo: 34, 4-6. 8-9

 

 

En aquellos días, Moisés subió de madrugada al monte Sinaí, llevando en la mano las dos tablas de piedra, como le había mandado el Señor. El Señor descendió en una nube y se le hizo presente.

 

Moisés pronunció entonces el nombre del Señor, y el Señor, pasando delante de él, proclamó: "Yo soy el Señor, el Señor Dios, compasivo y clemente, paciente, misericordioso y fiel".

Al instante, Moisés se postró en tierra y lo adoró, diciendo: "Si de veras he hallado gracia a tus ojos, dígnate venir ahora con nosotros, aunque este pueblo sea de cabeza dura; perdona nuestras iniquidades y pecados, y tómanos como cosa tuya".

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

 

Daniel 3

 

clip_image006

R/. Bendito seas para siempre, Señor.

 

Bendito seas, Señor, Dios de nuestros padres. Bendito sea tu nombre santo y glorioso. R/.

 

Bendito seas en el templo santo y glorioso. Bendito seas en el trono de tu reino. R/.

 

Bendito eres tú, Señor, que penetras con tu mirada los abismos y te sientas en un trono rodeado de querubines.

 

Bendito seas, Señor, en la bóveda del cielo. R/.

 

Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo estén siempre con ustedes.

 

clip_image008

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios: 13, 11-13

 

Hermanos: Estén alegres, trabajen por su perfección, anímense mutuamente, vivan en paz y armonía. Y el Dios del amor y de la paz estará con ustedes. Salúdense los unos a los otros con el saludo de paz. Los saludan todos los fieles. La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo estén siempre con ustedes. 

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

 

ACLAMACIÓN (Cfr. Ap 1, 8)

 

clip_image010

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Al Dios que es, que era y que vendrá. R/.

 

Dios envió a su Hijo al mundo para que el mundo se salvara por él.

 

clip_image012

Del santo Evangelio según san Juan: 3, 16-18

 

"Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvara por Él. El que cree en Él no será condenado; pero el que no cree ya está condenado, por no haber creído en el Hijo único de Dios".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Se dice Credo.

 

PLEGARIA UNIVERSAL

 

 

Oremos unidos en la misma fe y en la esperanza.

Después de cada petición diremos: Escúchanos, Padre.

 

Para que Dios Padre, Creador todopoderoso del universo, lleve al mundo a su plenitud y haga nacer aquel cielo nuevo y aquella tierra nueva que nos ha prometido. Oremos.

 

Para que el Hijo Unigénito de Dios, infunda en la Iglesia un amor semejante al suyo, como corresponde a su condición de esposa amada. Oremos.

 

Para que el Espíritu del Señor, sea padre para los pobres, consuelo para los tristes, salud para los enfermos y fuerza para los decaídos. Oremos.

 

Para que quienes conocemos el misterio de la vida íntima de Dios, tengamos el celo para anunciarlo a todos los pueblos y así sepan que Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Oremos.

 

Escucha, Padre, las plegarias que te hemos presentado y derrama tu Espíritu Santo sobre nosotros, sobre tu Iglesia y sobre el mundo entero. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Por la invocación de tu nombre, santifica, Señor, estos dones que te presentamos y transfórmanos por ellos en una continua oblación a ti. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

PREFACIO

 

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.

 

Que con tu Hijo único y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, un solo Señor, no en la singularidad de una sola persona, sino en la trinidad de una sola sustancia.

 

Y lo que creemos de tu gloria, porque tú lo revelaste, eso mismo lo afirmamos de tu Hijo y también del Espíritu Santo, sin diferencia ni distinción.

 

De modo que al proclamar nuestra fe en la verdadera y eterna divinidad, adoramos a tres personas distintas, en la unidad de un solo ser e iguales en su majestad.

 

A quien alaban los ángeles y los arcángeles, y todos los coros celestiales, que no cesan de aclamarte con una sola voz: Santo, Santo, Santo…

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Ga 4, 6)

 

Porque ustedes son hijos de Dios, Dios infundió en sus corazones el Espíritu de su Hijo, que clama: Abbá, Padre.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Que la recepción de este sacramento y nuestra profesión de fe en la Trinidad santa y eterna, y en su Unidad indivisible, nos aprovechen, Señor, Dios nuestro, para la salvación de cuerpo y alma. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Published in: on 10 junio, 2017 at 15:50  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL SÁBADO IX DEL T. ORDINARIO 10 DE JUNIO (VERDE)


Ésta, en su pobreza, ha echado todo lo que tenía para vivir.

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN BOGUMILO DE GNIEZNO EREMITA Y OBISPO

 

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Hch 1, 14

 

Los discípulos perseveraban unánimes en la oración junto con María, la Madre de Jesús.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios, Padre de misericordia, cuyo Unigénito, clavado en la cruz, proclamó como Madre nuestra a su propia Madre, María santísima, concédenos, por su cooperación amorosa, que tu Iglesia, siendo cada día más fecunda, se alegre por la santidad de sus hijos y atraiga a su seno a todas las familias de los pueblos. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Den gracias al Señor. – Yo subo al cielo, a donde está Dios.

 

clip_image002Del libro de Tobías: 12, 1. 5-15. 20

 

Cuando terminaron los festejos de la boda de Tobías y Sara, Tobit llamó a su hijo Tobías y le dijo: “Tenemos que pagarle lo debido al hombre que te ha acompañado y darle una buena recompensa”. Tobías llamó a Rafael y le dijo: “Recibe como recompensa la mitad de todo lo que hemos traído y vete en paz”.

 

Entonces Rafael se llevó a los dos aparte y les dijo: “Bendigan a Dios y glorifíquenlo delante de todos los vivientes por los beneficios que les ha hecho y canten himnos de alabanza a su nombre.

 

Proclamen dignamente las obras del Señor y no sean negligentes en reconocerlas. Es bueno guardar el secreto del rey, pero es todavía mejor proclamar y celebrar las obras del Señor.

 

Hagan el bien, y el mal no los alcanzará. Es buena la oración con el ayuno, y la limosna con la justicia. Es mejor tener poco viviendo con rectitud, que tener mucho haciendo el mal.

 

Es mejor dar limosnas que acumular tesoros. La limosna libra de la muerte y purifica de todo pecado. Quienes dan limosna tendrán larga vida; los pecadores y los malvados son enemigos de sí mismos.

 

Voy a decirles toda la verdad, sin ocultarles nada. Les acabo de decir que es bueno guardar el secreto del rey y que es mejor todavía proclamar y celebrar las obras del Señor. Sepan, pues, que cuando ustedes dos, Tobías y Sara, oraban, yo ofrecía sus oraciones al Señor de la gloria, como

un memorial; y lo mismo hacía, cuando tú, Tobit, enterrabas a los muertos. Y cuando te levantaste sin dudar y dejaste tu comida y fuiste a sepultar a aquel muerto, precisamente entonces yo fui enviado para ponerte a prueba. Dios me envió de nuevo a curarte a ti y a Sara, tu nuera. Yo soy Rafael, uno de los siete santos ángeles que estamos presentes ante el Señor de la gloria.

 

Así pues, den gracias al Señor en la tierra y alaben a Dios. Por mi parte, yo vuelvo junto a aquel que me ha enviado. Ustedes escriban todas las cosas que les han sucedido”. Y desapareció.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

SALMO  Tobías 13

 

clip_image003

R. Bendito sea Dios, que vive por los siglos.

 

Bendito sea Dios, que vive por los siglos: él castiga y tiene compasión, hunde hasta el abismo y saca de él y no hay quien escape de su mano. R.

 

Si se convierten a él con todo el corazón y toda el alma y proceden rectamente en su presencia, volverán a gozar de su mirada y nunca más les volverá la espalda. R.

 

Miren lo que ha hecho por nosotros, denle gracias de todo corazón y bendigan al rey eterno con sus obras. R.

 

Yo le doy gracias en mi país de destierro, pues anunció su grandeza a un pueblo pecador. Conviértanse, pecadores, obren rectamente en su presencia y esperen que tenga compasión de ustedes. R.

 

ACLAMACIÓN   Mt 5, 3

 

clip_image004

 

 

 

 

 

 

 

R. Aleluya, aleluya.

 

Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. R.

 

Esa pobre viuda ha echado en la alcancía más que todos.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Marcos: 12, 38-44

 

En aquel tiempo, enseñaba Jesús a la multitud y le decía: “¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplios ropajes y recibir reverencias en las calles; buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; se echan sobre los bienes de las viudas haciendo ostentación de largos rezos. Éstos recibirán un castigo muy riguroso”.

 

En una ocasión Jesús estaba sentado frente a las alcancías del templo, mirando cómo la gente echaba allí sus monedas. Muchos ricos daban en abundancia. En esto, se acercó una viuda pobre y echó dos moneditas de muy poco valor. Llamando entonces a sus discípulos, Jesús les dijo: “Yo les aseguro que esa pobre viuda ha echado en la alcancía más que todos. Porque los demás han echado de lo que les sobraba; pero ésta, en su pobreza, ha echado todo lo que tenía para vivir”.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Recibe, Señor, nuestras ofrendas y conviértelas en sacramento de salvación, por cuya eficacia y por la intervención amorosa de la santísima Virgen María, Madre de la Iglesia, nos llenemos de santo fervor y merezcamos quedar más íntimamente asociados, con ella, a la obra de la redención. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio de Santa María Virgen.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Jn 2, 1. 11

 

Hubo unas bodas en Caná de Galilea a las que asistió María, la Madre de Jesús. En esa ocasión, Jesús dio principio a sus milagros, manifestó su poder y sus discípulos creyeron en Él.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Habiendo recibido esta prenda de redención y vida, te suplicamos, Señor, que tu Iglesia, por la ayuda maternal de la santísima Virgen, instruya a todas las naciones, anunciándoles el Evangelio, y llene al mundo entero con la efusión de tu Espíritu. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 9 junio, 2017 at 15:59  Comments (1)  

LECTURAS DEL VIERNES IX DEL T. ORDINARIO 9 DE JUNIO (VERDE)


Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mí derecha y yo haré de tus enemigos el estrado donde pongas los pies.

 

 

TRINIDAD CON ANGELES

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

 

SAN EFRÉN DE SIRIA DIÁCONO Y DOCTOR DE LA IGLESIA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sb 11, 23. 24. 26

 

Señor, tú tienes misericordia de todos y nunca odias a tus creaturas; borras los pecados de los hombres que se arrepienten, y los perdonas, porque tú, Señor, eres nuestro Dios.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios todopoderoso y lleno de ternura, que hiciste brotar de la roca una fuente de agua viva para tu pueblo sediento, arranca de la dureza de nuestro corazón lágrimas de arrepentimiento, para que podamos llorar nuestros pecados y merezcamos, por tu misericordia, alcanzar tu perdón. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

El Señor me castigó, pero ahora ya puedo ver a mi hijo.

 

clip_image002Del libro de Tobías: 11, 5-17

 

Ana se sentaba todos los días y observaba el camino para ver si regresaba su hijo Tobías. Un día vio que se acercaba y le dijo a su esposo Tobit: "Ya viene tu hijo con el hombre que lo acompañó".

 

Rafael le dijo a Tobías antes de que llegaran a donde estaba el padre de éste: "Estoy seguro de que sus ojos se abrirán. Úntale la hiel del pescado en los ojos y el medicamento le quitará las manchas blancas de los ojos. Entonces tu padre recobrará la vista y podrá ver la luz".

 

Ana se acercó y abrazó a su hijo, diciéndole: "¡Hijo mío, ya puedo morir, después de verte!" Y rompió a llorar. Tobit se levantó, y a tropezones llegó hasta la puerta del patio. Entonces Tobías corrió a su encuentro, con la hiel del pescado en la mano, le sopló en los ojos, lo sostuvo y le dijo: "¡Padre mío, ten ánimo!" Entonces le untó el medicamento y con sus dos manos le desprendió las manchas blancas que tenía en los lagrimales. Tobit, al ver a su hijo, lo abrazó entre lágrimas y le dijo: "¡Hijo mío, luz de mis ojos: ya puedo verte!" Y añadió: "¡Bendito sea Dios y bendito sea su excelso nombre; benditos sean todos sus ángeles para siempre, porque Él me castigó, pero ahora ya puedo ver a mi hijo Tobías!"

 

Tobit y Ana, su esposa, entraron en la casa, llenos de alegría y alabando a Dios a voz en cuello por todo lo que les había sucedido. Entonces Tobías le contó a su padre que el Señor Dios lo había conducido por el mejor camino; que había traído el dinero; que había tomado como esposa a Sara, hija de Ragüel, y que ella estaba ya cerca de las puertas de Nínive. Tobit y Ana, llenos de alegría, salieron al encuentro de su nuera, a las puertas de Nínive.

 

Los ninivitas, al ver que Tobit venía caminando con pasos seguros, sin que nadie lo llevara de la mano, se quedaron admirados. Tobit alababa y bendecía a Dios con grandes voces delante de todos ellos, porque Dios se había compadecido de él y le había devuelto la vista.

 

Tobit se acercó a Sara, la esposa de su hijo Tobías, y la bendijo con estas palabras: "¡Bienvenida seas, hija mía! ¡Bendito sea tu Dios, que te ha traído a nosotros! ¡Bendito sea tu padre, bendito sea mi hijo Tobías y bendita seas tú, hija! ¡Bienvenida seas a tu casa! Que goces de alegría y bienestar. Entra, hija mía". Y aquel fue un día de fiesta para todos los judíos que habitaban en Nínive.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 145

 

clip_image003

R/. Alaba, alma mía, al Señor.

 

Alaba, alma mía, al Señor; alabaré al Señor toda mi vida; cantaré y tocaré para mi Dios, mientras yo exista. R/.

 

El Señor siempre es fiel a su palabra, y es quien hace justicia al oprimido; Él proporciona pan a los hambrientos y libera al cautivo. R/.

 

Abre el Señor los ojos de los ciegos y alivia al agobiado. Ama el Señor al hombre justo y toma al forastero a su cuidado. R/.

 

A la viuda y al huérfano sustenta y trastorna los planes del inicuo. Reina el Señor eternamente, reina tu Dios, oh Sión, reina por siglos. R/.

 

ACLAMACIÓN  Jn 14, 23

 

clip_image004

 

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

El que me ama cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y haremos en él nuestra morada, dice el Señor. R/.

 

¿Cómo dicen que el Mesías es hijo de David?

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Marcos: 12, 35-37

 

Un día, mientras enseñaba en el templo, Jesús preguntó: "¿Cómo pueden decir los escribas que el Mesías es hijo de David? El mismo David, inspirado por el Espíritu Santo, ha declarado: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mí derecha y yo haré de tus enemigos el estrado donde pongas los pies. Si el mismo David lo llama ‘Señor’, ¿cómo puede ser hijo suyo?" La multitud que lo rodeaba, que era mucha, lo escuchaba con agrado.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Recibe, Señor, complacido, esta oblación que ofrecemos a tu majestad por nuestros pecados, y concédenos que el sacrificio del que brotó para los hombres la fuente del perdón de tu Espíritu Santo, nos alcance la gracia de derramar muchas lágrimas por nuestras ofensas. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Lc 15, 10

 

Habrá gran alegría entre los ángeles del cielo, por un solo pecador que se convierta.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Haz, Señor, que la digna recepción de tu sacramento haga que limpiemos con gemidos las huellas de las manchas de nuestros pecados y nos alcance, por don tuyo, el anhelado efecto del perdón. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 8 junio, 2017 at 15:11  Dejar un comentario