LECTURAS DEL LUNES XXXI DEL T. ORDINARIO 31 DE OCTUBRE (VERDE)


Así serás dichoso, porque ellos no tienen con qué pagarte; pero ya se te pagará, cuando resuciten los justos.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN ALONSO RODRÍGUEZ RELIGIOSO

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Ap 1, 5-6

 

Jesucristo nos amó y nos purificó de nuestros pecados con su sangre, y ha hecho de nosotros un reino de sacerdotes para su Dios y Padre: A Él la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, que en cada Iglesia que peregrina por el mundo manifiestas a la Iglesia una, santa, católica y apostólica, concede, benigno, a esta grey tuya de tal modo estar unida a su pastor, congregada en el Espíritu Santo por medio del Evangelio y la Eucaristía, que pueda representar dignamente la universalidad de tu pueblo y sea así signo e instrumento de la presencia de Cristo en el mundo. El, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Tengan un mismo amor unas mismas aspiraciones y una sola alma

 

clip_image003

De la carta del apóstol san Pablo a los filipenses: 2, 1-4

 

Hermanos: Si alguna fuerza tiene una advertencia en nombre de Cristo, si de algo sirve una exhortación nacida del amor, si nos une el mismo Espíritu y si ustedes me profesan un afecto entrañable, llénenme de alegría teniendo todos una misma manera de pensar, un mismo amor, unas mismas aspiraciones y una sola alma. Nada hagan por espíritu de rivalidad ni presunción; antes bien, por humildad, cada uno considere a los demás como superiores a sí mismo y no busque su propio interés, sino el del prójimo.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 130

 

clip_image004

R/. Dame, Señor, la paz junto a ti.

 

Señor, mi corazón no es ambicioso ni mis ojos soberbios; grandezas que superen mis alcances no pretendo. R/.

 

Estoy, Señor, por lo contrario, tranquilo y en silencio, como niño recién amamantado en los brazos maternos. R/.

 

Que igual en el Señor esperen los hijos de Israel, ahora y siempre. R/.

 

ACLAMACIÓN  Jn 8, 31. 32

 

clip_image005

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Si se mantienen fieles a mi palabra, dice el Señor, serán verdaderamente discípulos míos y conocerán la verdad. R/.

 

No invites a tus amigos, sino a los pobres.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Lucas: 14, 12-14

 

En aquel tiempo, Jesús dijo al jefe de los fariseos que lo había invitado a comer: "Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque puede ser que ellos te inviten a su vez, y con eso quedarías recompensado.

 

Al contrario, cuando des un banquete, invita a los pobres, a los lisiados, a los cojos y a los ciegos; y así serás dichoso, porque ellos no tienen con qué pagarte; pero ya se te pagará, cuando resuciten los justos".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Al celebrar el memorial de la inmensa caridad de tu Hijo, te rogamos, Señor, que el fruto de su obra salvadora, por el ministerio de tu Iglesia, sirva para la salvación del mundo entero. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Ap 3, 20

 

Mira que estoy aquí, tocando a la puerta, si alguno escucha mi voz y me abre, entraré en su casa y cenaremos juntos.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Que en esta Iglesia tuya, Señor, florezca y perdure hasta el fin la integridad de la fe, la santidad de vida, el amor fraterno y la piedad sincera; y, ya que la alimentas con tu Palabra y con el Cuerpo de tu Hijo, no ceses de conducirla bajo tu protección. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 30 octubre, 2016 at 14:07  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL DOMINGO XXXI DEL T. ORDINARIO 30 DE OCTUBRE (VERDE)


"Zaqueo, bájate pronto, porque hoy tengo que hospedarme en tu casa".

 

 

clip_image002

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN MARCELO CENTURIÓN MÁRTIR

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 37, 22-23

 

No me abandones, Señor, Dios mío, no te alejes de mí. Ven de prisa a socorrerme, Señor mío, mi salvador.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios omnipotente y misericordioso, a cuya gracia se debe el que tus fieles puedan servirte digna y laudablemente, concédenos caminar sin tropiezos hacia los bienes que nos tienes prometidos. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Te compadeces de todos, porque tú amas todo cuanto existe.

 

clip_image003

Del libro de la Sabiduría: 11, 22-12, 2

 

Señor, delante de ti, el mundo entero es como un grano de arena en la balanza, como gota de rocío mañanero, que cae sobre la tierra.

 

Te compadeces de todos, y aunque puedes destruirlo todo, aparentas no ver los pecados de los hombres, para darles ocasión de arrepentirse. Porque tú amas todo cuanto existe y no aborreces nada de lo que has hecho; pues si hubieras aborrecido alguna cosa, no la habrías creado. ¿Y cómo podrían seguir existiendo las cosas, si tú no lo quisieras? ¿Cómo habría podido conservarse algo hasta ahora, si tú no lo hubieras llamado a la existencia?

 

Tú perdonas a todos, porque todos son tuyos, Señor, que amas la vida, porque tu espíritu inmortal, está en todos los seres.

 

Por eso a los que caen, los vas corrigiendo poco a poco, los reprendes y les traes a la memoria sus pecados, para que se arrepientan de sus maldades y crean en ti, Señor.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 144

 

clip_image004

R/. Bendeciré al Señor eternamente.

 

Dios y rey mío, yo te alabaré, bendeciré tu nombre siempre y para siempre. Un día tras otro bendeciré tu nombre y no cesará mi boca de alabarte. R/.

 

El Señor es compasivo y misericordioso, lento para enojarse y generoso para perdonar. Bueno es el Señor para con todos y su amor se extiende a todas sus creaturas. R/.

 

Que te alaben, Señor, todas tus obras y que todos tus fieles te bendigan. Que proclamen la gloria de tu reino y narren tus proezas a los hombres. R/.

 

El Señor es siempre fiel a sus palabras y lleno de bondad en sus acciones. Da su apoyo el Señor al que tropieza y al agobiado alivia. R/.

 

Nuestro Señor Jesucristo será glorificado en ustedes y ustedes en él.

 

clip_image005

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los tesalonicenses: 1, 11-2, 2

 

Hermanos: Oramos siempre por ustedes, para que Dios los haga dignos de la vocación a la que los ha llamado, y con su poder, lleve a efecto tanto los buenos propósitos que ustedes han formado, como lo que ya han emprendido por la fe. Así glorificarán a nuestro Señor Jesús y él los glorificará a ustedes, en la medida en que actúe en ustedes la gracia de nuestro Dios y de Jesucristo, el Señor.

 

Por lo que toca a la venida de nuestro Señor Jesucristo y a nuestro encuentro con él, les rogamos que no se dejen perturbar tan fácilmente. No se alarmen ni por supuestas revelaciones, ni por palabras o cartas atribuidas a nosotros, que los induzcan a pensar que el día del Señor es inminente.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

ACLAMACIÓN  Jn 3, 16

 

clip_image006

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él, tenga vida eterna. R/.

 

El Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido.

 

clip_image007

Del santo Evangelio según san Lucas: 19, 1-10

 

En aquel tiempo, Jesús entró en Jericó, y al ir atravesando la ciudad, sucedió que un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de conocer a Jesús; pero la gente se lo impedía, porque Zaqueo era de baja estatura. Entonces corrió y se subió a un árbol para verlo cuando pasara por ahí. Al llegar a ese lugar, Jesús levantó los ojos y le dijo: "Zaqueo, bájate pronto, porque hoy tengo que hospedarme en tu casa".

 

El bajó enseguida y lo recibió muy contento. Al ver esto, comenzaron todos a murmurar diciendo: "Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador".

 

Zaqueo, poniéndose de pie, dijo a Jesús: "Mira, Señor, voy a dar a los pobres la mitad de mis bienes, y si he defraudado a alguien, le restituiré cuatro veces más".

 

Jesús le dijo: "Hoy ha llegado la salvación a esta casa, porque también él es hijo de Abraham, y el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Credo

 

PLEGARIA UNIVERSAL

 

Oremos a Dios nuestro Padre, por nosotros y por todos.

 

Después de cada petición diremos: Padre misericordioso, escúchanos.

 

Para que toda la Iglesia sepa responder a la llamada constante de Jesús a la conversión. Oremos.

 

Para que los jóvenes que se preparan para el sacerdocio o la vida religiosa vivan muy unidos a Jesús y den testimonio de él en nuestro mundo. Oremos.

 

Para que en nuestro país crezca cada día más la generosidad, el espíritu de servicio, el deseo de hacer el bien. Oremos.

 

Para que los que sufren depresiones y se sienten hundidos y sin esperanza, encuentren la fuerza que necesitan para salir de su enfermedad. Oremos.

 

Para que todos los que participamos en esta Eucaristía nos amemos como hermanos. Oremos.

 

Escucha, Padre, nuestra oración, y acompáñanos siempre con tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Señor, que este sacrificio sea para ti una ofrenda pura, y nos obtenga la plenitud de tu misericordia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Sal 15, 11

 

Me has enseñado el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Te rogamos, Señor, que aumente en nosotros la acción de tu poder y que, alimentados con estos sacramentos celestiales, tu favor nos disponga para alcanzar las promesas que contienen. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 29 octubre, 2016 at 15:16  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL SÁBADO XXX DEL T. ORDINARIO 29 DE OCTUBRE (VERDE)


Cuando te inviten, ocupa el último lugar, para que, cuando venga el que te invitó, te diga: ‘Amigo, acércate a la cabecera’.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN NARCISO DE JERUSALÉN OBISPO

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Lc 1,28. 42

 

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, que elegiste como Madre del Salvador a la santísima Virgen María, singularmente bendita entre los pobres y los humildes, concédenos que, siguiendo su ejemplo, te rindamos el homenaje de una fe sincera y pongamos en ti toda esperanza de salvación. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Para mí, la vida es Cristo; y la muerte, una ganancia.

 

clip_image002

De la carta del apóstol san Pablo a los filipenses: 1, 18-26

 

Hermanos: El hecho de que se predique a Cristo me alegra y me seguirá alegrando, porque sé que esto será para mi bien, gracias a las oraciones de ustedes y a la ayuda del Espíritu de Jesucristo. Pues tengo la firme esperanza de que no seré defraudado y, ahora como siempre, estoy plenamente seguro de que, ya sea por mi vida, ya sea por mi muerte, Cristo será glorificado en mí.

 

Porque para mí, la vida es Cristo; y la muerte, una ganancia. Pero si el continuar viviendo en este mundo me permite trabajar todavía con fruto, no sabría yo qué elegir. Me hacen fuerza ambas cosas: por una parte, el deseo de morir y estar con Cristo, lo cual, ciertamente, es con mucho lo mejor; y por la otra, el de permanecer en vida, porque esto es necesario para el bien de ustedes.

 

Convencido de esto, sé que me quedaré y los seguiré ayudando a todos ustedes para que progresen gozosos en la fe. Así tendrán en mí, cuando me encuentre de nuevo entre ustedes, un motivo de gran alegría en Cristo Jesús. 

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 41

 

clip_image003

R/. Mi alma te busca a ti, Dios mío.

 

Como el venado busca el agua de los ríos, así, cansada, mi alma te busca a ti, Dios mío. R/.

 

Del Dios que da la vida está mi ser sediento. ¿Cuándo será posible ver de nuevo su templo? R/.

 

Recuerdo cuando íbamos a casa del Señor, cantando, jubilosos, alabanzas a Dios. R/.

 

ACLAMACIÓN  Mt 11, 29

 

clip_image004

 

 

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Tomen mi yugo sobre ustedes, dice el Señor, y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón. R/.

 

El que se engrandece a sí mismo, será humillado; y el que se humilla, será engrandecido.

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Lucas: 14, 1. 7-11

 

Un sábado, Jesús fue a comer en casa de uno de los jefes de los fariseos, y éstos estaban espiándolo. Mirando cómo los convidados escogían los primeros lugares, les dijo esta parábola: "Cuando te inviten a un banquete de bodas, no te sientes en el lugar principal, no sea que haya algún otro invitado más importante que tú, y el que los invitó a los dos venga a decirte: ‘Déjale el lugar a éste’, y tengas que ir a ocupar, lleno de vergüenza, el último asiento. Por el contrario, cuando te inviten, ocupa el último lugar, para que, cuando venga el que te invitó, te diga: ‘Amigo, acércate a la cabecera’. Entonces te verás honrado en presencia de todos los convidados. Porque el que se engrandece a sí mismo, será humillado; y el que se humilla, será engrandecido".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Acoge, Señor, estas ofendas que manifiestan nuestro filial servicio, para que, al celebrar la obra de la caridad inmensa de tu Hijo, seamos confirmados en el amor a ti y al prójimo, a ejemplo de la bienaventurada Virgen María. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio de Santa María Virgen.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Sal 86, 3; Lc 1, 49

 

De ti se dicen maravillas, Virgen María, porque ha hecho en ti cosas grandes el que todo lo puede.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Concede, Señor, a tu Iglesia que, fortalecida por la gracia de este sacramento, recorra con alegría los caminos del Evangelio, hasta que alcance aquella dichosa visión de paz, de la que ya goza la Virgen María, tu humilde esclava, eternamente gloriosa. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 28 octubre, 2016 at 15:45  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL VIERNES XXX DEL T. ORDINARIO 28 DE OCTUBRE SAN SIMÓN Y SAN JUDAS TADEO APÓSTOLES (ROJO)


Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, eligió a doce de entre ellos y les dio el nombre de apóstoles.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN SIMÓN Y SAN JUDAS TADEO APÓSTOLES

 

ANTÍFONA DE ENTRADA

 

Estos son los santos varones que Dios eligió con amor verdadero y les dio la gloria eterna.

 

Se dice Gloria.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios nuestro, que, por medio de los santos Apóstoles nos concediste llegar al conocimiento de tu nombre, concede, bondadoso, por intercesión de los santos Simón y Judas, que tu Iglesia crezca continuamente por el aumento de los pueblos que creen en ti. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Ustedes han sido edificados sobre el cimiento de los apóstoles.

 

clip_image002

De la carta del apóstol san Pablo a los efesios: 2, 19-22

 

Hermanos: Ya no son ustedes extranjeros ni advenedizos; son conciudadanos de los santos y pertenecen a la familia de Dios, porque han sido edificados sobre el cimiento de los apóstoles y de los profetas, siendo Cristo Jesús la piedra angular. Sobre Cristo, todo el edificio se va levantando bien estructurado, para formar el templo santo en el Señor, y unidos a él también ustedes se van incorporando al edificio, por medio del Espíritu Santo, para ser morada de Dios.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 18

 

clip_image003

R/. El mensaje del Señor resuena en toda la tierra.

 

Los cielos proclaman la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día comunica su mensaje al otro día y una noche se lo transmite a la otra noche. R/.

 

Sin que pronuncien una palabra, sin que resuene su voz, a toda la tierra llega su sonido y su mensaje hasta el fin del mundo. R/.

 

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO

 

clip_image004

 

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Señor, Dios eterno, alegres te cantarnos, a ti nuestra alabanza. A ti, Señor, te alaba el coro celestial de los apóstoles. R/.

 

Eligió a doce de entre ellos y les dio el nombre de apóstoles.

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Lucas: 6, 12-19

 

Por aquellos días, Jesús se retiró al monte a orar y se pasó la noche en oración con Dios.

 

Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, eligió a doce de entre ellos y les dio el nombre de apóstoles. Eran Simón, a quien llamó Pedro, y su hermano Andrés; Santiago y Juan; Felipe y Bartolomé; Mateo y Tomás; Santiago, el hijo de Alfeo, y Simón, llamado el Fanático; Judas, el hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor.

 

Al bajar del monte con sus discípulos y sus apóstoles, se detuvo en un llano. Allí se encontraba mucha gente, que había venido tanto de Judea y Jerusalén, como de la costa de Tiro y de Sidón. Habían venido a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; y los que eran atormentados por espíritus inmundos quedaban curados. Toda la gente procuraba tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Al venerar la eterna gloria de los santos apóstoles Simón y Judas, e rogamos, Señor, que recibas nuestras ofrendas y nos dispongas a celebrar dignamente estos santos misterios. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio I o II de los Apóstoles.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Jn 14, 23

 

El que me ama cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y haremos en él nuestra morada, dice el Señor.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Después de recibir estos sacramentos e impulsados por el Espíritu Santo, te suplicamos humildemente, Señor, que el misterio que hemos celebrado en el martirio de los santos apóstoles Simón y Judas, nos haga preservar siempre en tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Puede utilizarse la fórmula de bendición solemne.

 

Published in: on 27 octubre, 2016 at 15:13  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL JUEVES XXX DEL T. ORDINARIO 27 DE OCTUBRE (VERDE)


¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como la gallina reúne a sus pollitos bajo las alas, pero tú no has querido!

 

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN VICENTE, SABINA Y CRISTETA HERMANOS MÁRTIRES

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 80, 17

 

Alimentó a su pueblo con lo mejor del trigo y lo sació con miel sacada de la roca.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor nuestro Jesucristo, que en este admirable sacramento nos dejaste el memorial de tu pasión, concédenos venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre, que experimentemos continuamente en nosotros el fruto de tu redención. Tú que vives y reinas con el Padre en la unidad del Espíritu Santo y eres Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Revístanse con la armadura de Dios para que puedan quedar definitivamente victoriosos.

 

clip_image002

De la carta del apóstol san Pablo a los efesios: 6, 10-20

 

Hermanos: Busquen su fortaleza en el Señor y en su invencible poder. Utilicen las armas que Dios les ha dado, para poder resistir a las asechanzas del diablo. Porque no estamos luchando contra fuerzas humanas, sino contra las fuerzas espirituales y sobrehumanas del mal, que dominan y gobiernan este mundo de tinieblas.

 

Por eso, para que puedan resistir en los momentos difíciles y quedar definitivamente victoriosos, revístanse con la armadura de Dios: que su cinturón sea siempre la verdad; su coraza, la justicia; su calzado, la prontitud para anunciar el Evangelio de la paz; que la fe les sirva siempre de escudo para protegerlos y apagar las flechas incendiarias del enemigo malo; pónganse el casco de la salvación y empuñen la espada del espíritu, que es la palabra de Dios.

 

Y, con la ayuda del Espíritu Santo, oren y supliquen continuamente. Velen en oración constantemente por todo el pueblo cristiano y también por mí, a fin de que Dios me conceda hablar con toda libertad para anunciar el misterio de Cristo, contenido en el Evangelio, del cual soy embajador, aunque estoy encadenado. Pidan, pues, que tenga valor para predicarlo como debo.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 143

 

clip_image004

R/. Bendito sea el Señor, mi fortaleza.

 

Bendito sea el Señor, mi roca firme; él adiestró mis manos y mis dedos para luchar en lides. R/.

 

Él es mi amigo fiel, mi fortaleza, mi seguro escondite, escudo en que me amparo, el que los pueblos a mis plantas rinde. R/.

 

Al compás de mi cítara, nuevos cantos, Señor, he de decirte, pues tú das a los reyes la victoria y salvas a David, tu siervo humilde. R/.

 

ACLAMACIÓN  Lc 19, 38; 2, 14

 

clip_image005

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

¡Bendito el rey que viene en el nombre del Señor! ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas! R/.

 

No conviene que un profeta muera fuera de Jerusalén.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Lucas: 13, 31-35

 

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos fariseos y le dijeron: "Vete de aquí, porque Herodes quiere matarte". Él les contestó: "Vayan a decirle a ese zorro que seguiré expulsando demonios y haciendo curaciones hoy y mañana, y que al tercer día terminaré mi obra. Sin embargo, hoy, mañana y pasado mañana tengo que seguir mi camino, porque no conviene que un profeta muera fuera de Jerusalén.

 

¡Jerusalén, Jerusalén, que matas y apedreas a los profetas que Dios te envía! ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como la gallina reúne a sus pollitos bajo las alas, pero tú no has querido!

 

Así pues, la casa de ustedes quedará abandonada. Yo les digo que no me volverán a ver hasta el día en que digan: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!’ ". 

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Señor, concede bondadoso, a tu Iglesia, los dones de la unidad y de la paz, significados místicamente en las ofrendas que te presentamos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Jn 6, 56

 

El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí y yo en él, dice el Señor.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Concédenos, Señor Jesucristo, disfrutar eternamente del gozo de tu divinidad que ahora pregustamos, en la comunión de tu Cuerpo y de tu Sangre. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

Published in: on 26 octubre, 2016 at 15:44  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL MIÉRCOLES XXX DEL T. ORDINARIO 26 DE OCTUBRE (VERDE)


Pero él replicará: ‘Yo les aseguro que no sé quiénes son ustedes.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN EVARISTO PAPA Y MÁRTIR

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 121, 6. 8

 

Digan de todo corazón: Jerusalén, que haya paz entre aquellos que te aman. Por mis hermanos y compañeros voy a decir: la paz contigo.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, que, por gracia del Espíritu Santo, infundiste en los corazones de tus fieles los dones de tu amor, concede a tus siervos, por quienes imploramos tu clemencia, la salud de cuerpo y alma, para que te amen con todas sus fuerzas y cumplan con amor lo que es de tu agrado. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Obedezcan como quien sirve al Señor y no a los hombres.

 

clip_image002

De la carta del apóstol san Pablo a los efesios: 6, 1-9

 

Hijos, obedezcan a sus padres por amor al Señor, porque eso es justo. Honrarás a tu padre y a tu madre es un mandamiento muy importante, que lleva consigo esta promesa: Te irá bien y vivirás largo tiempo en la tierra.

 

Padres, no exasperen a sus hijos; más bien fórmenlos y corríjanlos, para educarlos bien, como el Señor quiere. Esclavos, obedezcan a sus amos de este mundo con docilidad, respeto y sencillez de corazón, como a Cristo; no sólo cuando los están mirando, ni sólo para quedar bien con ellos, sino como esclavos de Cristo, que cumplen de corazón la voluntad de Dios. Sírvanles, pues, de buena gana, como quien sirve al Señor y no a los hombres, recordando que cada uno, sea esclavo o libre, será recompensado por el Señor, según el bien que haya hecho.

 

Y ustedes, amos, correspondan a sus esclavos en una forma semejante. Absténganse, pues, de toda clase de amenazas, recordando que tanto ellos como ustedes tienen el mismo amo, que está en los cielos y en el cual no hay favoritismos por una persona o por otra.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 144

 

clip_image003

R/. El Señor es fiel a sus palabras.

 

Que te alaben, Señor, todas tus obras y que todos tus fieles te bendigan. Que proclamen la gloria de tu reino y den a conocer tus maravillas. R/.

 

Que muestren a los hijos de los hombres tus proezas, el esplendor y la gloria de tu reino. Tu reino, Señor, es para siempre y tu imperio, por todas las generaciones. R/.

 

El Señor es siempre fiel a sus palabras y bondadoso en todas sus acciones. Da su apoyo el Señor al que tropieza y al agobiado alivia. R/.

 

ACLAMACIÓN  Cfr. 2 Ts 2, 14

 

clip_image004

 

 

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Dios nos ha llamado, por medio del Evangelio, a participar de la gloria de nuestro Señor Jesucristo. R/.

 

Vendrán del oriente y del poniente y participarán en el banquete del Reino de Dios.

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Lucas: 13, 22-30

 

En aquel tiempo, Jesús iba enseñando por ciudades y pueblos, mientras se encaminaba a Jerusalén. Alguien le preguntó: "Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?"

 

Jesús le respondió: "Esfuércense en entrar por la puerta, que es angosta, pues yo les aseguro que muchos tratarán de entrar y no podrán. Cuando el dueño de la casa se levante de la mesa y cierre la puerta, ustedes se quedarán afuera y se pondrán a tocar la puerta, diciendo: ‘Señor, ábrenos’. Pero él les responderá: ‘No sé quiénes son ustedes’. Entonces le dirán con insistencia: `Hemos comido y bebido contigo y tú has enseñado en nuestras plazas’. Pero él replicará: ‘Yo les aseguro que no sé quiénes son ustedes. Apártense de mí, todos ustedes los que hacen el mal’. Entonces llorarán ustedes y se desesperarán, cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes se vean echados fuera. Vendrán muchos del oriente y del poniente, del norte y del sur, y participarán en el banquete del Reino de Dios. Pues los que ahora son los últimos, serán los primeros; y los que ahora son los primeros, serán los últimos".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Apiádate, Señor, de tus siervos, por quienes ofrecemos este sacrificio de alabanza a tu majestad, para que, por efecto de estos santos misterios, obtengan la gracia de tu bendición celestial y alcancen la gloria de a felicidad eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Mt 12, 50

 

Todo el que cumple la voluntad de mi Padre, que está en los cielos, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Al recibir este divino sacramento, te rogamos, Señor, que a tus siervos, a quienes les concediste que nos amen, les des el perdón de sus pecados, tu consuelo en la vida y tu constante protección, para que, sirviéndote todos con un mismo corazón, podamos gozar juntos de la visión de tu rostro. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 25 octubre, 2016 at 15:30  Comments (1)  

LECTURAS DEL MARTES XXX DEL T. ORDINARIO 25 DE OCTUBRE (VERDE)


¿Con qué podré comparar al Reino de Dios?

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN FRUTOS DE SEGOVIA EREMITA, CONFESOR Y MÁRTIR

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 17, 19-20

 

El Señor es mi refugio, lo invoqué y me libró. Me salvó porque me ama.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Concédenos, Señor, que tu poder pacificador dirija el curso de los acontecimientos del mundo y que tu Iglesia se regocije al poder servirte con tranquilidad. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Éste es un gran misterio, y yo lo refiero a Cristo y a la Iglesia.

 

clip_image002

De la carta del apóstol san Pablo a los efesios: 5, 21-33

 

Hermanos: Respétense unos a otros, por reverencia a Cristo: que las mujeres respeten a sus maridos, como si se tratara del Señor, porque el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza y salvador de la Iglesia, que es su cuerpo. Por lo tanto, así como la Iglesia es dócil a Cristo, así también las mujeres sean dóciles a sus maridos en todo.

 

Maridos, amen a sus esposas como Cristo amó a su Iglesia y se entregó por ella para santificarla, purificándola con el agua y la palabra, pues él quería presentársela a sí mismo toda resplandeciente, sin mancha ni arruga ni cosa semejante, sino santa e inmaculada.

 

Así los maridos deben amar a sus esposas, como cuerpos suyos que son. El que ama a su esposa se ama a sí mismo, pues nadie jamás ha odiado a su propio cuerpo, sino que le da alimento y calor, como Cristo hace con la Iglesia, porque somos miembros de su cuerpo.

 

Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne. Éste es un gran misterio, y yo lo refiero a Cristo y a la Iglesia. En una palabra, que cada uno de ustedes ame a su mujer como a sí mismo, y que la mujer respete a su marido.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 127

 

clip_image003R/. Dichoso el que teme al Señor.

 

Dichoso el que teme al Señor y sigue sus caminos: comerá del fruto de su trabajo, será dichoso, le irá bien. R/.

 

Su mujer, como vid fecunda, en medio de su casa; sus hijos, como renuevos de olivo, alrededor de su mesa. R/.

 

Esta es la bendición del hombre que teme al Señor: "Que el Señor te bendiga desde Sión, que veas la prosperidad de Jerusalén todos los días de tu vida". R/.

 

ACLAMACIÓN  Cfr. Mt 11, 25

 

clip_image004

 

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla. R/.

 

Creció la semilla y se convirtió en un arbusto.

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Lucas: 13, 18-21

 

En aquel tiempo, Jesús dijo: "¿A qué se parece el Reino de Dios? ¿Con qué podré compararlo? Se parece a la semilla de mostaza que un hombre sembró en su huerta; creció y se convirtió en un arbusto grande y los pájaros anidaron en sus ramas".

 

Y dijo de nuevo: "¿Con qué podré comparar al Reino de Dios? Con la levadura que una mujer mezcla con tres medidas de harina y que hace fermentar toda la masa".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Señor Dios, que haces tuyas nuestras ofrendas, que tú mismo nos das para dedicarlas a tu nombre, concédenos que también nos alcancen la recompensa eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Sal 12, 6

 

Cantaré al Señor por el bien que me ha hecho, y en-tonaré un himno de alabanza al Dios Altísimo.

 

DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Alimentados por estos dones de salvación, suplicamos, Señor tu misericordia, para que este sacramento que nos nutre en nuestra vida temporal nos haga partícipes de la vida eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

MISA DE SAN ANTONIO MARÍA CLARETE OBISPO

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios nuestro, que otorgaste a san Antonio María Claret, obispo, la fuerza del amor y la paciencia para evangelizar a los pueblos, concédenos, por su intercesión, anteponer tus intereses a todo, y esforzarnos en ganar a nuestros hermanos para Cristo. Él, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Al conmemorar a san Antonio María Claret, te rogamos, Señor, que derrames desde el cielo tu bendición sobre esta ofrenda que te presentamos, a fin de que, al recibirla, no sólo quedemos limpios de toda culpa sino también seamos saciados con los manjares celestiales. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Que nos vivifiquen, Señor, los dones sagrados que hemos recibido, para que, quienes nos alegramos al conmemorar a san Antonio María Claret, aprovechemos también su ejemplo de ardor apostólico. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 24 octubre, 2016 at 15:09  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL LUNES XXX DEL T. ORDINARIO 24 DE OCTUBRE SAN RAFAEL GUÍZAR Y VALENCIA OBISPO, PATRONO DEL EPISCOPADO MEXICANO FIESTA (BLANCO)


Yo soy el buen pastor, porque conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí.

 

 

clip_image001

 

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN RAFAEL GUÍZAR Y VALENCIA OBISPO

 

SAN ANTONIO MARÍA CLARET OBISPO

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Ez 34, 11. 23-24

 

Buscaré a mis ovejas, dice el Señor, y les daré un pastor que las apaciente y yo, el Señor, seré su Dios.

 

Se dice Gloria.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor, Dios nuestro, que hiciste al obispo san Rafael Guízar y Valencia pastor eximio e incansable en el anuncio del Evangelio, concédenos, por su intercesión, que, encendidos por el fuego apostólico y fortalecidos por la gracia divina, llevemos a nuestros hermanos a Cristo y así podamos gozar con ellos de la recompensa eterna. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

El Señor me ha ungido y me ha enviado para anunciar la buena nueva a los pobres (cfr. Lc 4, 18).

 

clip_image002

Del libro del profeta Isaías: 61, 1-3

 

El espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido y me ha enviado para anunciar la buena nueva a los pobres, a curar a los de corazón quebrantado, a proclamar el perdón a los cautivos, la libertad a los prisioneros, y a pregonar el año de gracia del Señor, el día de la venganza de nuestro Dios. El Señor me ha enviado a consolar a los afligidos, los afligidos de Sión, a cambiar su ceniza en diadema, sus lágrimas en aceite perfumado de alegría y su abatimiento, en cánticos.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 22

 

clip_image003

R/. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

 

El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes praderas me hace reposar y hacia fuentes tranquilas me conduce para reparar mis fuerzas. R/.

 

Por ser un Dios fiel a sus promesas, me guía por el sendero recto; así, aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú estás conmigo. Tu vara y tu cayado me dan seguridad. R/.

 

Tú mismo me preparas la mesa, a despecho de mis adversarios; me unges la cabeza con perfume y llenas mi copa hasta los bordes. R/.

 

Tu bondad y tu misericordia me acompañarán todos los días de mi vida; y viviré en la casa del Señor por años sin término. R/.

 

ACLAMACIÓN  Lc 4, 18

 

clip_image004

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

El Señor me ha enviado para llevar a los pobres la buena nueva y anunciar la liberación a los cautivos. R/.

 

El buen pastor da la vida por sus ovejas.

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Juan: 10, 11-16

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos: "Yo soy el buen pastor. El buen pastor da la vida por sus ovejas. En cambio, el asalariado, el que no es el pastor ni el dueño de las ovejas, cuando ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; el lobo se arroja sobre ellas y las dispersa, porque a un asalariado no le importan las ovejas.

 

Yo soy el buen pastor, porque conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí, así como el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre. Yo doy la vida por mis ovejas. Tengo además otras ovejas que no son de este redil y es necesario que las traiga también a ellas; escucharán mi voz y habrá un solo rebaño y un solo pastor.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Dios misericordioso y lleno de bondad, recibe los dones y ofrendas que te presentamos en la festividad de san Rafael Guízar, quien ofreció su vida por la difusión del Evangelio entre sus fieles pobres y sencillos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Jn 15, 16

 

No son ustedes los que me han elegido, soy yo quien los ha elegido y los ha destinado para que vayan y den fruto y su fruto permanezca, de modo que el Padre les conceda cuanto le pidan en mi nombre.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Señor, Dios nuestro, habiendo participado del Cuerpo y la Sangre de tu hijo amado, al recordar la memoria de san Rafael Guízar, concédenos ser incansables en el anuncio de tu palabra y en la caridad con los más necesitados. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 23 octubre, 2016 at 15:00  Comments (1)  

LECTURAS DEL DOMINGO XXX DEL T. ORDINARIO 23 DE OCTUBRE O DOMINGO MUNDIAL DE LAS MISIONES (VERDE)


Dos hombres subieron al templo para orar: uno era fariseo y el otro, publicano.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN JUAN DE CAPISTRANO SACERDOTE

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 104, 3-4

 

Alégrese el corazón de los que buscan al Señor. Busquen al Señor y serán fuertes; busquen su rostro sin descanso.

 

Se dice Gloria.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios todopoderoso y eterno, aumenta en nosotros la fe, la esperanza y la caridad, y para que merezcamos alcanzar lo que nos prometes, concédenos amar lo que nos mandas. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

La oración del humilde llega hasta el cielo.

 

clip_image002

Del libro del Sirácide (Eclesiástico): 35, 15-17. 20-22

 

El Señor es un juez que no se deja impresionar por apariencias. No menosprecia a nadie por ser pobre y escucha las súplicas del oprimido. No desoye los gritos angustiosos del huérfano ni las quejas insistentes de la viuda.

 

Quien sirve a Dios con todo su corazón es oído y su plegaria llega hasta el cielo. La oración del humilde atraviesa las nubes, y mientras él no obtiene lo que pide, permanece sin descanso y no desiste, hasta que el Altísimo lo atiende y el justo juez le hace justicia.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 33

 

clip_image003

R/. El Señor no está lejos de sus fieles.

 

Bendeciré al Señor a todas horas, no cesará mi boca de alabarlo. Yo me siento orgulloso del Señor, que se alegre su pueblo al escucharlo. R/.

 

En contra del malvado está el Señor, para borrar de la tierra su recuerdo. Escucha, en cambio, al hombre justo y lo libra de todas sus congojas. R/.

 

El Señor no está lejos de sus fieles y levanta a las almas abatidas. Salva el Señor la vida de sus siervos. No morirán quienes en él esperan. R/.

 

O bien, si se celebra el Domingo Mundial de las Misiones:

 

PRIMERA LECTURA

 

Vendrán numerosos pueblos a buscar al Señor en Jerusalén.

 

clip_image004Del libro del profeta Zacarías: 8, 20-23

 

Esto dice el Señor de los ejércitos: "Vendrán pueblos y habitantes de muchas ciudades. Y los habitantes de una ciudad irán a ver a los de la otra y les dirán: ‘Vayamos a orar ante el Señor y a implorar la ayuda del Señor de los ejércitos’. ‘Yo también voy’. Y vendrán numerosos pueblos y naciones poderosas a orar ante el Señor Dios en Jerusalén y a implorar su protección".

 

Esto dice el Señor de los ejércitos: "En aquellos días, diez hombres de cada lengua extranjera tomarán por el borde del manto a un judío y le dirán: ‘Queremos ir contigo, pues hemos oído decir que Dios esta con ustedes’ ".

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 66

 

clip_image005

R/. Que te alaben, Señor, todos los pueblos.

 

Ten piedad de nosotros y bendícenos; vuelve, Señor, tus ojos a nosotros. Que conozca la tierra tu bondad y los pueblos tu obra salvadora. R/.

 

Las naciones con júbilo te canten, porque juzgas al mundo con justicia; con equidad tú juzgas a los pueblos y riges en la tierra a las naciones. R/.

 

La tierra ha producido ya sus frutos, Dios nos ha bendecido. Que nos bendiga Dios y que le rinda honor el mundo entero. R/.

 

Ahora sólo espero la corona merecida.

 

clip_image006

De la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo: 4, 6-8. 16-18

 

Querido hermano: Para mí ha llegado la hora del sacrificio y se acerca el momento de mi partida. He luchado bien en el combate, he corrido hasta la meta, he perseverado en la fe. Ahora sólo espero la corona merecida, con la que el Señor, justo juez, me premiará en aquel día, y no solamente a mí, sino a todos aquellos que esperan con amor su glorioso advenimiento.

 

La primera vez que me defendí ante el tribunal, nadie me ayudó. Todos me abandonaron. Que no se les tome en cuenta. Pero el Señor estuvo a mi lado y me dio fuerzas para que, por mi medio, se proclamara claramente el mensaje de salvación y lo oyeran todos los paganos. Y fui librado de las fauces del león. El Señor me seguirá librando de todos los peligros y me llevará salvo a su Reino celestial. A él la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

ACLAMACIÓN  2 Co 5, 19

 

clip_image007

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Dios ha reconciliado consigo al mundo, por medio de Cristo, y nos ha encomendado a nosotros el mensaje de la reconciliación. R/.

 

El publicano regresó a su casa justificado y el fariseo no.

 

clip_image008

Del santo Evangelio según san Lucas: 18, 9-14

 

En aquel tiempo, Jesús dijo esta parábola sobre algunos que se tenían por justos y despreciaban a los demás: "Dos hombres subieron al templo para orar: uno era fariseo y el otro, publicano.

 

El fariseo, erguido, oraba así en su interior: ‘Dios mío, te doy gracias porque no soy como los demás hombres: ladrones, injustos y adúlteros; tampoco soy como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago el diezmo de todas mis ganancias’. El publicano, en cambio, se quedó lejos y no se atrevía a levantar los ojos al cielo. Lo único que hacía era golpearse el pecho, diciendo: ‘Dios mío, apiádate de mí, que soy un pecador’.

 

Pues bien, yo les aseguro que éste bajó a su casa justificado y aquél no; porque todo el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Credo.

 

PLEGARIA UNIVERSAL

 

En este domingo del Domund, presentemos nuestras plegarias al Padre y pidamos especialmente por la labor evangelizadora de la Iglesia.

 

Después de cada petición diremos: Padre misericordioso, escúchanos.

 

Por todos los cristianos. Que sintamos siempre la preocupación por el anuncio del Evangelio. Oremos.

 

Por los misioneros y misioneras. Que el Señor los acompañe con su amor para que puedan llevar a cabo su labor con alegría y esperanza. Oremos.

 

Por los que no conocen a Jesucristo y por los que se han alejado del camino de la fe. Que puedan encontrar en sus vidas la alegría del Evangelio. Oremos.

 

Por los médicos, para que en el ejercicio de su profesión, sean para los enfermos presencia eficaz del amor misericordioso del Padre. Oremos.

 

Por todos nosotros. Que vivamos siempre con una gran confianza en el Señor y con un profundo espíritu de oración. Oremos.

 

Escucha, Señor, nuestra oración, y derrama tu amor sobre todos los hombres del mundo entero. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Mira, Señor, los dones que presentamos a tu majestad, para que lo que hacemos en tu servicio esté siempre ordenado a tu mayor gloria. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio para los domingos del Tiempo Ordinario.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Sal 19, 6

 

Nos alegraremos en tu victoria y cantaremos alabanzas en el nombre de nuestro Dios.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Que tus sacramentos, Señor, produzcan en nosotros todo lo que significan, para que lo que ahora celebramos en figura lo alcancemos en su plena realidad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Domingo Mundial de Las Misiones

 

 

clip_image009

 

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 104, 3-4.5

 

Del nombre del Señor enorgullézcanse y alégrese el corazón de los que lo buscan. Busquen al Señor y serán fuertes. Recuerden las maravillas que ha hecho.

 

Se dice Gloria.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios nuestro, que con el poder del Espíritu Santo enviaste a aquel que es tu Palabra para evangelizar a los pobres, haz que nosotros, teniendo los ojos fijos en él, vivamos siempre con verdadera caridad, como mensajeros y testigos de su Evangelio en todo el mundo. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Te rogamos, Señor, que santifiques estos dones y acojas, en tu bondad, nuestra humilde ofrenda para que nuestros cuerpos se conviertan en oblación viva, santa y agradable a ti y nos concedas servirte, no según la antigua condición del hombre, sino en novedad de vida, según tu Espíritu. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Lc 4, 18-19

 

El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para llevar a los pobres la buena nueva, para proclamar el año de gracia del Señor y el día de la redención.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Renovados espiritualmente con el alimento precioso del Cuerpo y de la Sangre de tu Hijo, te rogamos, Señor, que transformes nuestro corazón y nos concedas un espíritu nuevo, para que, con perseverancia, caminemos por sendas de vida nueva. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 22 octubre, 2016 at 15:38  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL SÁBADO XXIX DEL T. ORDINARIO 22 DE OCTUBRE SAN JUAN PABLO II (BLANCO)


Si ustedes no se convierten, perecerán de manera semejante.

 

 

clip_image001

 

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN JUAN PABLO II PAPA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sir 45, 30

 

El Señor hizo con él una alianza de paz, lo puso al frente de su pueblo y lo constituyó sacerdote para siempre.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios nuestro, rico en misericordia, que has querido que san Juan Pablo II, Papa guiara a toda tu Iglesia, te pedimos que, instruidos por sus enseñanzas, nos concedas abrir confiadamente nuestros corazones a la gracia salvadora de Cristo, único redentor del hombre. El que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Cristo es la cabeza que hace crecer todo el cuerpo.

 

clip_image003

De la carta del apóstol san Pablo a los efesios: 4, 7. 11-16

 

Hermanos: Cada uno de nosotros ha recibido la gracia en la medida en que Cristo se la ha dado. Él fue quien concedió a unos ser apóstoles; a otros, ser profetas; a otros, ser evangelizadores; a otros, ser pastores y maestros. Y esto, para capacitar a los fieles, a fin de que, desempeñando debidamente su tarea, construyan el cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a estar unidos en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, y lleguemos a ser hombres perfectos, que alcancemos en todas sus dimensiones la plenitud de Cristo.

 

Así, ya no seremos como niños, zarandeados por las olas y llevados de un lado para otro por el viento de cualquier doctrina, a merced de hombres malvados y astutos, que conducen engañosamente al error. Por el contrario, viviendo sinceramente en el amor, creceremos en todos sentidos, unidos a aquel que es la cabeza: Cristo. De él, todo el cuerpo recibe su organización, su cohesión y su vida, según la actividad propia de cada una de las partes, y así el cuerpo va creciendo y construyéndose por medio del amor.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 121

 

clip_image004

R/. Vamos a la casa del Señor.

 

¡Qué alegría sentí cuando me dijeron: "Vayamos a la casa del Señor"! Y hoy estamos aquí, Jerusalén, jubilosos, delante de tus puertas. R/.

 

A ti, Jerusalén, suben las tribus, las tribus del Señor, según lo que a Israel se le ha ordenado, para alabar el nombre del Señor. R/.

 

ACLAMACIÓN  Ez 33, 11

 

clip_image005

 

 

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

No quiero la muerte del pecador, sino que se arrepienta y viva, dice el Señor. R/.

 

Si no se convierten, perecerán de manera semejante.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Lucas: 13, 1-9

 

En aquel tiempo, algunos hombres fueron a ver a Jesús y le contaron que Pilato había mandado matar a unos galileos, mientras estaban ofreciendo sus sacrificios. Jesús les hizo este comentario: "¿Piensan ustedes que aquellos galileos, porque les sucedió esto, eran más pecadores que todos los demás galileos? Ciertamente que no; y si ustedes no se convierten, perecerán de manera semejante. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿piensan acaso que eran más culpables que todos los demás habitantes de Jerusalén? Ciertamente que no; y si ustedes no se convierten, perecerán de manera semejante".

 

Entonces les dijo esta parábola: "Un hombre tenía una higuera plantada en su viñedo; fue a buscar higos y no los encontró. Dijo entonces al viñador: ‘Mira, durante tres años seguidos he venido a buscar higos en esta higuera y no los he encontrado. Córtala. ¿Para qué ocupa la tierra inútilmente?’ El viñador le contestó: ‘Señor, déjala todavía este año; voy a aflojar la tierra alrededor y a echarle abono, para ver si da fruto. Si no, el año que viene la cortaré’ ".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Recibe, Señor, este sacrificio que, para tu gloria, tu pueblo ofrece en honor de san Juan Pablo II, y concédenos alcanzar la eterna salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Jn 10, 11

 

El buen Pastor da la vida por sus ovejas.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Señor, Dios nuestro, los sacramentos que hemos recibido fortalezcan en nosotros el fuego de la caridad que encendió con ímpetu a san Juan Pablo II y lo llevó a entregarse siempre por tu Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 21 octubre, 2016 at 15:44  Dejar un comentario