LECTURAS DEL LUNES XI DEL T. ORDINARIO 15 DE JUNIO (VERDE)


Si alguno te golpea en la mejilla derecha, preséntale también la izquierda.

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SANTA MARÍA MICAELA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO VIRGEN FUNDADORA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sir 36, 18-19

 

Concede, Señor, la paz a quienes en ti esperan; escucha las oraciones de tus hijos y guíanos por el camino de la justicia.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, que revelaste que han de ser llamados hijos tuyos quienes promueven la paz, concédenos trabajar incansablemente por establecer la justicia, que es la única que garantiza una paz firme y verdadera. Por nuestro Señor   Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Damos pruebas de que somos servidores de Dios.

 

clip_image002

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios 6, 1-10

 

Hermanos: Como colaboradores que somos de Dios, los exhortamos a no echar su gracia en saco roto. Porque el Señor dice: En el tiempo favorable te escuché y en el día de la salvación te socorrí. Pues bien, ahora es el tiempo favorable; ahora, es el día de la salvación.

 

A nadie damos motivo de escándalo, para que no se burlen de nuestro ministerio; al contrario, continuamente damos pruebas de que somos servidores de Dios con todo lo que soportamos: sufrimientos, necesidades y angustias; golpes, cárceles y motines; cansancio, noches de no dormir y días de no comer. Procedemos con pureza, sabiduría, paciencia y amabilidad; con la fuerza del Espíritu Santo y amor sincero, con palabras de verdad y con el poder de Dios.

 

Luchamos con las armas de la justicia, tanto para atacar como para defendernos, en medio de la honra y de la deshonra, de la buena y de la mala fama. Somos los "impostores" que dicen la verdad; los "desconocidos" de sobra conocidos; los "moribundos" que están bien vivos; los "condenados" nunca ajusticiados; los "afligidos" siempre alegres; los "pobres" que a muchos enriquecen; los "necesitados" que todo lo poseen.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 97

 

clip_image003

R/. Aclamemos con júbilo al Señor.

 

Cantemos al Señor un canto nuevo, pues ha hecho maravillas. Su diestra y su santo brazo le han dado la victoria. R/.

 

El Señor ha dado a conocer su victoria y ha revelado a las naciones su justicia. Una vez más ha demostrado Dios su amor y su lealtad hacia Israel. R/.

 

La tierra entera ha contemplado la victoria de nuestro Dios. Que todos los pueblos y naciones aclamen con júbilo al Señor. R/.

 

ACLAMACIÓN Sal 118, 105

 

clip_image004

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Tus palabras, Señor, son una antorcha para mis pasos y una luz en mi sendero. R/.

 

Yo les digo que no hagan resistencia al hombre malvado.

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Mateo 5, 38-42

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Ustedes han oído que se dijo: Ojo por ojo, diente por diente; pero yo les digo que no hagan resistencia al hombre malo. Si alguno te golpea en la mejilla derecha, preséntale también la izquierda; al que te quiera demandar en juicio para quitarte la túnica, cédele también el manto. Si alguno te obliga a caminar mil pasos en su servicio, camina con él dos mil. Al que te pide, dale; y al que quiere que le prestes, no le vuelvas la espalda".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Te rogamos, Señor, que el sacrificio de salvación de tu Hijo, Rey de la paz, ofrecido bajo estos signos sacramentales con los que se simbolizan la paz y la unidad, sirva para estrechar la  concordia entre todos tus hijos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN  Mt 5, 9

 

Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará hijos de Dios.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Concédenos, Señor, en abundancia, el espíritu de caridad, para que, alimentados con el Cuerpo y la Sangre de tu Unigénito, fomentemos con eficacia entre todos la paz que él mismo  nos dejó. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

Published in: on 14 junio, 2015 at 15:54  Comments (2)  

LECTURAS DEL DOMINGO XI DEL T. ORDINARIO 14 DE JUNIO (VERDE)


¿Con qué compararemos el Reino de Dios? ¿Con qué parábola lo podremos representar?

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN ELISEO PROFETA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 26, 7. 9

 

Oye, Señor, mi voz y mis clamores. Ven en mi ayuda, no me rechaces, ni me abandones, Dios, salvador mío.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, fortaleza de los que en ti esperan, acude bondadoso, a nuestro llamado y puesto que sin ti nada puede nuestra humana debilidad, danos siempre la ayuda de tu gracia, para que, en cumplimiento de tu voluntad, te agrademos siempre con nuestros deseos y acciones. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Elevaré los árboles pequeños.

 

clip_image002

Del libro del profeta Ezequiel 17, 22-24

 

Esto dice el Señor Dios: "Yo tomaré un renuevo de la copa de un gran cedro, de su más alta rama cortaré un retoño. Lo plantaré en la cima de un monte excelso y sublime. Lo plantaré en la montaña más alta de Israel. Echará ramas, dará fruto y se convertirá en un cedro magnífico. En él anidarán toda clase de pájaros y descansarán al abrigo de sus ramas.

 

Así, todos los árboles del campo sabrán que yo, el Señor, humillo los árboles altos y elevo los árboles pequeños; que seco los árboles lozanos y hago florecer los árboles secos. Yo, el Señor, lo he dicho y lo haré".

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 91, 2-3. 13-14. 15-16

 

clip_image003

R/. ¡Qué bueno es darte gracias, Señor!

 

¡Qué bueno es darte gracias, Dios altísimo, y celebrar tu nombre, pregonando tu amor cada mañana y tu fidelidad, todas las noches! R/.

 

Los justos crecerán como las palmas, como los cedros en los altos montes; plantados en la casa del Señor, en medio de sus atrios darán flores. R/.

 

Seguirán dando fruto en su vejez, frondosos y lozanos como jóvenes, para anunciar que en Dios, mi protector, ni maldad ni injusticia se conocen. R/.

 

En el destierro o en la patria, nos esforzamos por agradar al Señor.

 

clip_image004

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios 5, 6-10

 

Hermanos: Siempre tenemos confianza, aunque sabemos que, mientras vivimos en el cuerpo, estamos desterrados, lejos del Señor. Caminamos guiados por la fe, sin ver todavía. Estamos, pues, llenos de confianza y preferimos salir de este cuerpo para vivir con el Señor.

 

Por eso procuramos agradarle, en el destierro o en la patria. Porque todos tendremos que comparecer ante el tribunal de Cristo, para recibir el premio o el castigo por lo que hayamos hecho en esta vida.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

ACLAMACIÓN

 

clip_image005

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

La semilla es la palabra de Dios y el sembrador es Cristo; todo aquel que lo encuentra vivirá para siempre. R/.

 

El hombre siembra su campo, y sin que él sepa cómo, la semilla germina y crece.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Marcos 4, 26-34

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: "El Reino de Dios se parece a lo que sucede cuando un hombre siembra la semilla en la tierra: que pasan las noches y los días, y sin que él sepa cómo, la semilla germina y crece; y la tierra, por sí sola, va produciendo el fruto: primero los tallos, luego las espigas y después los granos en las espigas. Y cuando ya están maduros los granos, el hombre echa mano de la hoz, pues ha llegado el tiempo de la cosecha".

 

Les dijo también: "¿Con qué compararemos el Reino de Dios? ¿Con qué parábola lo podremos representar? Es como una semilla de mostaza que, cuando se siembra, es la más pequeña de las semillas; pero una vez sembrada, crece y se convierte en el mayor de los arbustos y echa ramas tan grandes, que los pájaros pueden anidar a su sombra".

 

Y con otras muchas parábolas semejantes les estuvo exponiendo su mensaje, de acuerdo con lo que ellos podían entender. Y no les hablaba sino en parábolas; pero a sus discípulos les explicaba todo en privado.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Credo.

 

PLEGARIA UNIVERSAL

 

Oremos llenos de confianza en Dios que hace crecer su Reino en nosotros y en el mundo.

 

Después de cada petición diremos: Escúchanos, Padre.

 

– Para que los cristianos seamos siempre un ejemplo de fe, de esperanza y de confianza en Dios. Oremos.

 

– Para que nuestros gobernantes y los de todas las naciones trabajen para que la riqueza esté mejor repartida y alcance a todo el mundo. Oremos.

 

– Para que los pobres salgan de su pobreza y cuenten con nuestra solidaridad y ayuda. Oremos.

 

– Para que los enfermos recobren la salud. Oremos.

 

– Para que todos nosotros amemos cada día más a Jesucristo y se manifieste en el servicio a nuestros hermanos. Oremos.

 

Escucha, Padre, nuestras plegarias, y envíanos tu Espíritu Santo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Tú que con este pan y este vino que te presentamos das al género humano el alimento que lo sostiene y el sacramento que lo renueva, concédenos, Señor, que nunca nos falte esta ayuda para el cuerpo y el alma. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio para los domingos del Tiempo ordinario.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Sal 26, 4

 

Una sola cosa he pedido y es lo único que busco, habitar en la casa del Señor todos los días de mi vida.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Señor, que esta santa comunión, que acabamos de recibir, así como significa la unión de los fieles en ti, así también lleve a efecto la unidad en tu Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 13 junio, 2015 at 15:01  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL SÁBADO X DEL T. ORDINARIO 13 DE JUNIO EL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA (BLANCO)


Su madre conservaba en su corazón todas aquellas cosas.

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN ANTONIO DE PADUA DOCTOR DE LA IGLESIA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 12, 6

 

Mi corazón se alegra con tu salvación, y cantaré al Señor por el bien que me ha hecho.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios nuestro, tú que has preparado en el corazón de la Virgen María, una digna morada al Espíritu Santo, haz que nosotros, por intercesión de la Virgen, lleguemos a ser templos dignos de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Al que nunca conoció pecado, Dios lo hizo "pecado" por nosotros.

 

clip_image002

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios 5, 14-21

 

Hermanos: El amor de Cristo nos apremia, al pensar que si uno murió por todos, todos murieron. Cristo murió por todos para que los que viven ya no vivan para sí mismos, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.

 

Por eso nosotros ya no juzgamos a nadie con criterios humanos. Si alguna vez hemos juzgado a Cristo con tales criterios, ahora ya no lo hacemos. El que vive según Cristo es una creatura nueva; para él todo lo viejo ha pasado; ya todo es nuevo.

 

Todo esto proviene de Dios, que nos reconcilió consigo por medio de Cristo y que nos confirió el ministerio de la reconciliación. Porque, efectivamente, en Cristo, Dios reconcilió al mundo consigo y renunció a tomar en cuenta los pecados de los hombres, y a nosotros nos confió el mensaje de la reconciliación. Por eso, nosotros somos embajadores de Cristo, y por nuestro medio, es Dios mismo el que los exhorta a ustedes. En nombre de Cristo les pedimos que se reconcilien con Dios. Al que nunca cometió pecado, Dios lo hizo "pecado" por nosotros, para que, unidos a Él, recibamos la salvación de Dios y nos volvamos justos y santos.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

 

Del salmo 102, 1-2. 3-4. 8-9. 11-12

 

clip_image004

R/. El Señor es compasivo y misericordioso.

 

Bendice al Señor, alma mía, que todo mi ser bendiga su santo nombre. Bendice al Señor, alma mía, y no te olvides de sus beneficios. R/.

 

El Señor perdona tus pecados y cura tus enfermedades; Él rescata tu vida del sepulcro y te colma de amor y de ternura. R/.

 

El Señor es compasivo y misericordioso, lento para enojarse y generoso para perdonar. El Señor no estará siempre enojado, ni durará para siempre su rencor. R/.

 

Como desde la tierra hasta el cielo, así es de grande su misericordia; como un padre es compasivo con sus hijos, así es compasivo el Señor con quien lo ama. R/.

 

ACLAMACIÓN Sal 118, 36. 29

 

clip_image005

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Dichosa la Virgen María, que guardaba la palabra de Dios y la meditaba en su corazón.

R/.

 

María conservaba en su corazón todas aquellas cosas.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Lucas 2, 41-51

 

Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén para las festividades de la Pascua. Cuando el niño cumplió doce años, fueron a la fiesta, según la costumbre.

 

Pasados aquellos días, se volvieron, pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo supieran. Creyendo que iba en la caravana, hicieron un día de camino; entonces lo buscaron, y al no encontrarlo, regresaron a Jerusalén en su busca.

 

Al tercer día lo encontraron en el templo, sentado en medio de los doctores, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que lo oían se admiraban de su inteligencia y de sus respuestas. Al verlo, sus padres se quedaron atónitos y su madre le dijo: "Hijo mío, ¿por qué te has portado así con nosotros? Tu padre y yo te hemos estado buscando llenos de angustia". Él les respondió: "¿Por qué me andaban buscando? ¿No sabían que debo ocuparme en las cosas de mi Padre?" Ellos no entendieron la respuesta que les dio. Entonces volvió con ellos a Nazaret y siguió sujeto a su autoridad. Su madre conservaba en su corazón todas aquellas cosas.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Mira, Señor las oraciones y las ofrendas que tus fieles te presentan al conmemorar a santa maría, Madre de Dios; haz que te sean agradables y nos alcancen el auxilio de tu misericordia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio I, III o IV de santa María Virgen (Conmemoración) 

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Lc 2, 19

 

María guardaba todas estas cosas y las meditaba en su corazón.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Ya que nos ha concedido participar de la redención eterna, te rogamos, Señor, que, quienes celebramos la conmemoración de la Madre de tu Hijo, no sólo nos gloriemos de la plenitud de tu gracia, sino que experimentemos también un continuo aumento de salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 

Published in: on 12 junio, 2015 at 15:11  Comments (1)  

LECTURAS DEL VIERNES X DEL T. ORDINARIO 12 DE JUNIO SOLEMNIDAD DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS (BLANCO)


En otro lugar la Escritura dice: Mirarán al que traspasaron.

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN ONOFRE ERMITAÑO

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 32, 11. 19

 

Los proyectos de su corazón subsisten de generación en generación, para librar de la muerte la vida de sus fieles y reanimarlos en tiempo de hambre.

 

Se dice Gloria.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Concédenos, Dios todopoderoso, que, gozosos de honrar el Corazón de tu amado Hijo, al recordar la grandeza de los beneficios de su amor, merezcamos recibir gracias cada vez más abundantes de esa fuente celestial. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Mi corazón se conmueve.

 

clip_image002Del libro del profeta Oseas 11, 1. 3-4. 8-9

 

"Cuando Israel era niño, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo, dice el Señor. Yo fui quien enseñó a andar a Efraín; yo, quien lo llevaba en brazos; pero no comprendieron que yo cuidaba de ellos. Yo los atraía hacia mí con los lazos del cariño, con las cadenas del amor. Yo fui para ellos como un padre que estrecha a su creatura y se inclina hacia ella para darle de comer.

 

Mi corazón se conmueve dentro de mí y se inflama toda mi compasión. No cederé al ardor de mi cólera, no volveré a destruir a Efraín, pues yo soy Dios y no hombre, Santo en medio de ti y no enemigo a la puerta".

 

Palabra de Dios. 

 

Te alabamos, Señor.

 

SALMO Isaías 12, 2-3. 4bcd. 5-6

 

clip_image003

R/. Sacarán agua con gozo de la fuente de la salvación.

 

El Señor es mi Dios y salvador, con él estoy seguro y nada temo. El Señor es mi protección y mi fuerza, y ha sido mi salvación. Sacarán agua con gozo de la fuente de la salvación. R/.

 

Den gracias al Señor, invoquen su nombre, cuenten a los pueblos sus hazañas, proclamen que su nombre es sublime. R/.

 

Alaben al Señor por sus proezas, anúncienlas a toda la tierra. Griten, jubilosos, habitantes de Sión, porque el Dios de Israel ha sido grande con ustedes. R/.

 

Experimenten el amor de Cristo, que sobrepasa todo conocimiento.

 

clip_image004

De la carta del apóstol san Pablo a los efesios: 3, 8-12.14-19

 

Hermanos: A mí, el más insignificante de todos los fieles, se me ha dado la gracia de anunciar a los paganos la incalculable riqueza que hay en Cristo, y dar a conocer a todos cómo va cumpliéndose este designio de salvación, oculto desde el principio de los siglos en Dios, creador de todo.

 

Él lo dispuso así, para que la multiforme sabiduría de Dios, sea dada a conocer ahora, por medio de la Iglesia, a los espíritus celestiales, según el designio eterno realizado en Cristo Jesús, nuestro Señor, por quien podemos acercarnos libre y confiadamente a Dios, por medio de la fe en Cristo.

 

Me arrodillo ante el Padre, de quien procede toda paternidad en el cielo y en la tierra, para que, conforme a los tesoros de su bondad, les conceda que su Espíritu los fortalezca interiormente y que Cristo habite por la fe en sus corazones. Así, arraigados y cimentados en el amor, podrán comprender con todo el pueblo de Dios, la anchura y la longitud, la altura y la profundidad del amor de Cristo, y experimentar ese amor que sobrepasa todo conocimiento humano, para que así queden ustedes colmados con la plenitud misma de Dios.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

ACLAMACIÓN

Mt 11, 29

 

clip_image005

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Tomen mi yugo sobre ustedes, dice el  Señor, y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón. R/.

 

Le abrió el costado con una lanza e inmediatamente salió sangre y agua.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Juan: 19, 31-37

 

Como era el día de la preparación de la Pascua, para que los cuerpos de los ajusticiados no se quedaran en la cruz el sábado, porque aquel sábado era un día muy solemne, los judíos pidieron a Pilato que les quebraran las piernas y los quitaran de la cruz.

 

Fueron los soldados, le quebraron las piernas a uno y luego al otro de los que habían sido crucificados con Jesús. Pero al llegar a él, viendo que ya había muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le traspasó el costado con una lanza e inmediatamente salió sangre y agua. El que vio da testimonio de esto y su testimonio es verdadero y él sabe que dice la verdad, para que también ustedes crean. Esto sucedió para que se cumpliera lo que dice la Escritura: No le quebrarán ningún hueso; y en otro lugar la Escritura dice: Mirarán al que traspasaron.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Credo.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Mira, Señor, el inefable amor del Corazón de tu Hijo amado, para que este don que te ofrecemos sea agradable a tus ojos y sirva como expiación de nuestros pecados. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

PREFACIO

 

El inmenso amor de Cristo

 

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno por Cristo, Señor nuestro.

 

El cual, con inmenso amor, se entregó por nosotros en la cruz e hizo salir sangre y agua de su costado herido, de donde habrían de brotar los sacramentos de la Iglesia, para que todos los hombres, atraídos hacia el corazón abierto del Salvador, pudieran beber siempre, con gozo, de la fuente de la salvación.

 

Por eso, con todos los ángeles y los santos te alabamos, diciendo sin cesar:

Santo, Santo, Santo…

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Jn 7, 37-38

 

Dice el Señor: si alguno tiene sed, que venga a mí y beba. De aquel que cree en mí, brotarán ríos de agua viva.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Señor y Padre nuestro, que este sacramento de amor nos haga arder en santo afecto, de modo que, atraídos siempre hacia tu Hijo, sepamos reconocerlo en nuestros hermanos. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

Published in: on 11 junio, 2015 at 15:09  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL JUEVES X DEL T. ORDINARIO 11 DE JUNIO SAN BERNABÉ APÓSTOL (ROJO)


Deja tu ofrenda junto al altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve luego a presentar tu ofrenda.

 

 

clip_image002

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN BERNABÉ APÓSTOL Y MÁRTIR

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Hch 11, 24

 

Dichoso san Bernabé digno de ser contado entre los Apóstoles, pues era un hombre bueno, lleno del Espíritu Santo y de fe.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios nuestro, que anduviste separa a san Bernabé, hombre lleno de fe y de Espíritu Santo, para la obra de conversión de los gentiles, concede que el Evangelio de Cristo, que predicó con tanto entusiasmo, sea anunciado fielmente, de palabra y de obra. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Era un hombre bueno, lleno del Espíritu Santo y de fe.

 

clip_image003

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 11, 21-26; 13, 1-3

 

En aquellos días, fueron muchos los que se convirtieron y abrazaron la fe. Cuando llegaron estas noticias a la comunidad cristiana de Jerusalén, Bernabé fue enviado a Antioquía. Llegó Bernabé, y viendo la acción de la gracia de Dios, se alegró mucho; y como era hombre bueno, lleno del Espíritu Santo y de fe, exhortó a todos a que, firmes en su propósito, permanecieran fieles al Señor. Así se ganó para el Señor una gran muchedumbre.

 

Entonces Bernabé partió hacia Tarso, en busca de Saulo; y cuando lo encontró, lo llevó consigo a Antioquía. Ambos vivieron durante todo un año en esa comunidad y enseñaron a mucha gente. Allí, en Antioquía, fue donde por primera vez los discípulos recibieron el nombre de "cristianos".

 

Había en la comunidad cristiana de Antioquía algunos profetas y maestros, como Bernabé, Simón (apodado el "Negro"), Lucio el de Cirene, Manahén (que se crió junto con el tetrarca Herodes) y Saulo. Un día estaban ellos ayunando y dando culto al Señor, y el Espíritu Santo les dijo: "Resérvenme a Saulo y a Bernabé para la misión que les tengo destinada". Todos volvieron a ayunar y a orar; después les impusieron las manos y los despidieron.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 97, 1. 2-3ab. 3cd-4. 5-6

 

clip_image004

R/. El Señor ha revelado a las naciones su justicia.

 

Cantemos al Señor un canto nuevo, pues ha hecho maravillas. Su diestra y su santo brazo le han dado la victoria. R/.

 

El Señor ha dado a conocer su victoria y ha revelado a las naciones su justicia.

 

Una vez más ha demostrado Dios su amor y su lealtad hacia Israel. R/.

 

La tierra entera ha contemplado la victoria de nuestro Dios. Que todos los pueblos y naciones aclamen con júbilo al Señor. R/.

 

Cantemos al Señor al son del arpa, suenen los instrumentos. Aclamemos al son de los clarines al Señor, nuestro rey. R/.

 

ACLAMACIÓN Jn 13, 34

 

clip_image005

 

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Les doy un mandamiento nuevo, dice el Señor, que se amen los unos a los otros; como yo los he amado. R/.

 

Todo el que se enoje contra su hermano, será llevado ante el tribunal.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Mateo 5, 20-26

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Les aseguro que si su justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, ciertamente no entrarán ustedes en el Reino de los cielos.

 

Han oído que se dijo a los antiguos: No matarás y el que mate será llevado ante el tribunal. Pero yo les digo: Todo el que se enoje con su hermano, será llevado también ante el tribunal; el que insulte a su hermano, será llevado ante el tribunal supremo, y el que lo desprecie, será llevado al fuego del lugar de castigo.

 

Por lo tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda junto al altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve luego a presentar tu ofrenda.

 

Arréglate pronto con tu adversario, mientras vas con él por el camino; no sea que te entregue al juez, el juez al policía y te metan a la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo".

 

Palabra del Señor. 

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Te rogamos, Señor, que santifiques con tu bendición las ofrendas que te presentamos para que, al recibirlas de ti mismo nos inflamen en el fuego de tu amor, por el que san Bernabé llevó a los gentiles la luz del Evangelio. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio I o II de los Apóstoles.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Jn 15, 15

 

Ya no los llamaré siervos, dice el Señor, porque el siervo no sabe lo que hace su amo. A ustedes los he llamado amigos, porque les he dado a conocer todo lo que he oído a mi Padre.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Habiendo recibido, Señor a prenda de la vida eterna, te rogamos humildemente que lo hemos celebrado bajo los signos sacramentales en memoria de san Bernabé, apóstol, lo lleguemos a contemplar en plenitud. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 10 junio, 2015 at 15:02  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL MIÉRCOLES X DEL T. ORDINARIO 10 DE JUNIO (VERDE)


Yo les aseguro que antes se acabarán el cielo y la tierra, que deje de cumplirse hasta la más pequeña letra o coma de la ley.

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN BOGUMILO DE GNIEZNO OBISPO Y EREMITA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Jr 29, 11. 12. 14

 

Yo tengo designios de paz, no de aflicción, dice el Señor. Ustedes me invocarán y yo los escucharé y los libraré de la esclavitud donde quiera que se encuentren.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Concédenos, Señor, Dios nuestro, alegrarnos siempre en tu servicio porque la profunda y verdadera alegría está en servirte siempre a ti, autor de todo bien. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Dios nos ha capacitado para que seamos servidores de una alianza nueva, basada no en la letra, sino en el Espíritu.

 

clip_image002

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios 3, 4-11

 

Hermanos: Cristo es quien me da esta seguridad ante Dios. No es que yo quiera atribuirme algo como propio, sino que mi capacidad viene de Dios, el cual me ha hecho servidor competente de una nueva alianza, basada no en la letra, sino en el Espíritu; porque la letra mata, pero el Espíritu da vida.

 

Ahora bien, si aquel régimen de muerte, el de la ley grabada en tablas de piedra, se promulgó tan gloriosamente, que los israelitas no podían fijar la vista en el rostro de Moisés por su resplandor, aunque pasajero, ¿cuánto más glorioso no será el régimen del Espíritu?

 

Efectivamente, si el régimen de la condenación fue glorioso, con mucho mayor razón lo será el régimen de la salvación. Más aún, aquel esplendor ha sido eclipsado ya por esta gloria incomparable. Y si aquello que era pasajero, fue glorioso, ¿cuánto más glorioso no será lo permanente?

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 98, 5.6 7.8. 9

 

clip_image003

R/. Santo es el Señor, nuestro Dios.

 

Alaben al Señor, a nuestro Dios, y póstrense a sus pies, pues el Señor es santo. R/.

 

Moisés y Aarón, entre sus sacerdotes, y Samuel, entre aquellos que lo honraban, clamaron al Señor y Él los oyó. R/.

Desde la columna de nubes les hablaba y ellos oyeron sus preceptos y la ley que les dio. R/.

 

Señor, Dios nuestro, tú los escuchaste, Dios de perdón fuiste para ellos, aunque siempre castigabas sus faltas. R/.

 

Alaben al Señor, a nuestro Dios, póstrense ante su monte santo, pues santo es nuestro Dios. R/.

 

ACLAMACIÓN Sal 24, 4. 5

 

clip_image004

 

 

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Descúbrenos, Señor, tus caminos y guíanos con la verdad de tu doctrina. R/.

 

No he venido a abolir la ley, sino a darle plenitud.

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Mateo 5, 17-19

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "No crean que he venido a abolir la ley o los profetas; no he venido a abolirlos, sino a darles plenitud. Yo les aseguro que antes se acabarán el cielo y la tierra, que deje de cumplirse hasta la más pequeña letra o coma de la ley.

 

Por lo tanto, el que quebrante uno de estos preceptos menores y enseñe eso a los hombres, será el menor en el Reino de los cielos; pero el que los cumpla y los enseñe, será grande en el Reino de los cielos". 

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Concédenos, Señor, que estas ofrendas que ponemos bajo tu mirada, nos obtengan la gracia de vivir entregados a tu servicio y nos alcancen, en recompensa, la felicidad eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Sal 72, 28

 

Mi felicidad consiste en estar cerca de Dios y en poner sólo en él mis esperanzas.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Al recibir, Señor, el don de estos sagrados misterios, te suplicamos humildemente que lo que tu Hijo nos mandó celebrar en memoria suya, nos aproveche para crecer en nuestra caridad fraterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 9 junio, 2015 at 15:37  Comments (1)  

LECTURAS DEL MARTES X DEL T. ORDINARIO 9 DE JUNIO (VERDE)


Que de igual manera brille la luz de ustedes ante los hombres.

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN EFRÉN DE SIRIA DIÁCONO Y DOCTOR DE LA IGLESIA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 73, 20. 19. 22. 23

 

Acuérdate, Señor de tu alianza y no abandones sin remedio la vida de tus pobres. Levántate, señor, defiende tu causa y no olvides los ruegos de aquellos que te imploran.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, que en tu inescrutable providencia quieres asociar a tu Iglesia a la pasión de tu Hijo, concede a tus fieles que son perseguidos a causa de tu nombre, el espíritu de paciencia y caridad, para que sean hallados testigos fieles y veraces de tus promesas. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Jesucristo no fue primero "sí" y luego "no". Todo en Él es un "sí".

 

clip_image002

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios 1, 18-22

 

Hermanos: Dios es testigo de que la palabra que les dirigimos a ustedes no fue primero "sí" y luego "no". Cristo Jesús, el Hijo de Dios, a quien Silvano, Timoteo y yo les hemos anunciado, no fue primero "sí" y luego "no". Todo Él es un "sí". En Él, todas las promesas han pasado a ser realidad. Por Él podemos responder "Amén" a Dios, quien a todos nosotros nos ha dado fortaleza en Cristo y nos ha consagrado. Nos ha marcado con su sello y ha puesto el Espíritu Santo en nuestro corazón, como garantía de lo que vamos a recibir.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 118, 129. 130. 131. 132. 133. 135

 

clip_image003

R/. Míranos, Señor, benignamente.

 

Tus preceptos, Señor, son admirables, por eso yo los sigo. La explicación de tu palabra da luz y entendimiento a los humildes. R/.

 

Hondamente suspiro, Señor, por guardar tus mandamientos. Vuélvete a mí, Señor, y compadécete de mí, como sueles hacer con tus amigos. R/.

 

Haz que sigan mis pasos tus caminos y que no me domine la malicia. Mira benignamente a tu siervo y enséñame a cumplir tus mandamientos. R/.

 

ACLAMACIÓN Mt 5, 16

 

clip_image004R/. Aleluya, aleluya.

 

Que brille la luz de ustedes ante los hombres, dice el Señor, para que viendo las buenas obras que ustedes hacen, den gloria a su Padre, que está en los cielos. R/.

 

Ustedes son la luz del mundo.

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Mateo 5, 13-16

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Ustedes son la sal de la tierra. Si la sal se vuelve insípida, ¿con qué se le devolverá el sabor? Ya no sirve para nada y se tira a la calle para que la pise la gente.

 

Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad construida en lo alto de un monte; y cuando se enciende una vela, no se esconde debajo de una olla, sino que se pone sobre un candelero para que alumbre a todos los de la casa.

 

Que de igual manera brille la luz de ustedes ante los hombres, para que viendo las buenas obras que ustedes hacen, den gloria a su Padre, que está en los cielos".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Recibe, Señor, nuestras humildes oraciones y ofrendas, y concede a cuantos padecen persecución de los hombres, por servirte fielmente, que se alegren de estar asociados al sacrificio de tu Hijo Jesucristo y sepan que sus nombres están escritos en el cielo, entre aquellos que están elegidos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Mt 5, 11-12

 

Dichoso serán ustedes cuando los injurien, los persigan y digan cosas falsas de ustedes por causa mía, dice el Señor. Alégrense y salten de contento porque su premio será grande en los cielos.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Por la fuerza de este sacramento, Señor, fortalece en la verdad a tus siervos y concede a aquellos fieles que se hallan en la tribulación que, cargando su cruz detrás de tu Hijo, puedan, en medio de las adversidades, gloriarse sin cesar del nombre de cristianos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 8 junio, 2015 at 15:23  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL LUNES X DEL T. ORDINARIO 8 DE JUNIO (VERDE)


Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos.

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN MEDARDO OBISPO

 

ANTÍFONA DE ENTRADA     Cfr. 1 Cor 12, 4-6

 

Hay diferentes dones, pero el Espíritu es el mismo; hay diferentes servicios, pero el Señor es el mismo; hay diferentes actividades, pero Dios, que hace todo en todos, es el mismo.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios nuestro, que enseñaste a los ministros de tu Iglesia a no buscar ser servidos, sino a servir a sus hermanos, concédeles disponibilidad en la entrega, mansedumbre en el servicio y perseverancia en la oración. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Dios nos conforta para que nosotros podamos confortar a los demás en todos sus sufrimientos.

 

clip_image002

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios: 1, 1-7

 

Yo, Pablo, apóstol de Jesucristo por voluntad de Dios, y Timoteo, hermano nuestro, deseamos a la Iglesia de Dios que está en Corinto y a todos los cristianos que viven en la provincia de Acaya, la gracia y la paz de Dios, nuestro Padre, y de Jesucristo, el Señor.

 

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre lleno de misericordia y Dios que siempre consuela. Él es quien nos conforta en nuestras tribulaciones, para que nosotros podamos también confortar con la misma fuerza que recibimos   de Dios, a los que se encuentran atribulados.

 

Porque así como participamos abundantemente en los sufrimientos de Cristo, así, por medio de Cristo, recibimos también un gran consuelo. Por eso, si sufrimos, es para consuelo y salvación de ustedes; si somos consolados, es también para consuelo de ustedes, para que puedan soportar con paciencia los mismos sufrimientos que nosotros soportamos.

 

Tenemos, pues, una firme esperanza en ustedes, porque sabemos que, así como ustedes son nuestros compañeros en el sufrimiento, también lo serán en el consuelo.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 33

 

clip_image003

R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.

 

Bendeciré al Señor a todas horas, no cesará mi boca de alabarlo. Yo me siento orgulloso del Señor, que se alegre su pueblo al escucharlo. R.

 

Proclamemos la grandeza del Señor y alabemos todos juntos su poder. Cuando acudí al Señor, me hizo caso y me libró de todos mis temores. R.

 

Confía en el Señor y saltarás de gusto, jamás te sentirás decepcionado, porque el Señor escucha el clamor de los pobres y los libra de todas sus angustias. R.

 

Junto a aquellos que temen al Señor el ángel del Señor acampa y los protege. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor. Dichoso el hombre que se refugia en él. R.

 

ACLAMACIÓN  Mt 5, 12

 

 

clip_image005

 

 

 

R. Aleluya, aleluya.

 

Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos. R.

 

Dichosos los pobres de espíritu.

 

clip_image006Del santo Evangelio según san Mateo: 5, 1-12

 

En aquel tiempo, cuando Jesús vio a la muchedumbre, subió al monte y se sentó. Entonces se le acercaron sus discípulos. Enseguida comenzó a enseñarles, y les dijo:

 

“Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. Dichosos los que lloran, porque serán consolados. Dichosos los sufridos, porque heredarán la tierra. Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Dichosos los misericordiosos, porque obtendrán misericordia. Dichosos los limpios de corazón, porque verán a Dios. Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará hijos de Dios. Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos. Dichosos serán ustedes cuando los injurien, los persigan y digan cosas falsas de ustedes por causa mía. Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos, puesto que de la misma manera persiguieron a los profetas que vivieron antes que ustedes”.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Padre santo, cuyo Hijo quiso lavar los pies de los discípulos para darnos ejemplo, recibe los dones que te presentamos y haz que, al ofrecernos como oblación espiritual, podamos crecer en el espíritu de humildad y entrega. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN    Lc 12, 37

 

Dichosos aquellos a quienes su señor, al llegar, encuentre en vela. Yo les aseguro que se recogerá la túnica, los hará sentar a su mesa y él mismo les servirá.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Concede, Señor, a tus siervos, fortalecidos por el alimento y la bebida celestiales, procurar tu gloria y la salvación de los creyentes, siendo siempre fieles ministros del Evangelio, de los sacramentos y de la caridad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 7 junio, 2015 at 15:53  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL DOMINGO X DEL T. ORDINARIO 7 DE JUNIO (VERDE)


El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.

 

 

clip_image002

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN ISAAC DE CÓRDOBA MONJE Y MÁRTIR

 

ANTÍFONA DE ENTRADA     Cfr. Sal 26, 1-2

 

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es la defensa de mi vida, ¿quién me hará temblar? Cuando me asaltan mis enemigos, tropiezan y caen.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, de quien todo bien procede, escucha nuestras súplicas y concédenos que comprendiendo, por inspiración tuya, lo que es recto, eso mismo, bajo tu guía, lo hagamos realidad. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

El Señor puso enemistad entre la serpiente y la mujer.

 

clip_image003

Del libro del Génesis: 3, 9-15

 

Después de que el hombre y la mujer comieron del fruto del árbol prohibido, el Señor Dios llamó al hombre y le preguntó: “¿Dónde estás?”. Éste le respondió: “Oí tus pasos en el jardín y tuve miedo, porque estoy desnudo, y me escondí”. Entonces le dijo Dios: “¿Y quién te ha dicho que estabas desnudo? ¿Has comido acaso del árbol del que te prohibí comer?”.

 

Respondió Adán: “La mujer que me diste por compañera me ofreció del fruto del árbol y comí”. El Señor Dios dijo a la mujer: “¿Por qué has hecho esto?”. Repuso la mujer: “La serpiente me engañó y comí”.

 

Entonces dijo el Señor Dios a la serpiente: “Porque has hecho esto, serás maldita entre todos los animales y entre todas las bestias salvajes. Te arrastrarás sobre tu vientre y comerás polvo todos los días de tu vida. Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya; y su descendencia te aplastará la cabeza, mientras tú tratarás de morder su talón”.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 129

 

clip_image004R. Perdónanos, Señor, y viviremos.

 

Desde el abismo de mis pecados clamo a ti; Señor, escucha mi clamor; que estén atentos tus oídos a mi voz suplicante. R.

 

Si conservaras el recuerdo de las culpas, ¿quién habría, Señor, que se salvara? Pero de ti procede el perdón, por eso con amor te veneramos. R.

 

Confío en el Señor, mi alma espera y confía en su palabra; mi alma aguarda al Señor, mucho más que a la aurora el centinela. R.

 

Como aguarda a la aurora el centinela, aguarda Israel al Señor, porque del Señor viene la misericordia y la abundancia de la redención, y él redimirá a su pueblo de todas sus iniquidades. R.

 

Creemos y por eso hablamos.

 

clip_image005

De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios: 4, 13–5, 1

 

Hermanos: Como poseemos el mismo espíritu de fe que se expresa en aquel texto de la Escritura: Creo, por eso hablo, también nosotros creemos y por eso hablamos, sabiendo que aquel que resucitó a Jesús nos resucitará también a nosotros con Jesús y nos colocará a su lado con ustedes. Y todo esto es para bien de ustedes, de manera que, al extenderse la gracia a más y más personas, se multiplique la acción de gracias para gloria de Dios.

 

Por esta razón no nos acobardamos; pues aunque nuestro cuerpo se va desgastando, nuestro espíritu se renueva de día en día. Nuestros sufrimientos momentáneos y ligeros nos producen una riqueza eterna, una gloria que los sobrepasa con exceso.

 

Nosotros no ponemos la mira en lo que se ve, sino en lo que no se ve, porque lo que se ve es transitorio y lo que no se ve es eterno. Sabemos que, aunque se desmorone esta morada terrena, que nos sirve de habitación, Dios nos tiene preparada en el cielo una morada eterna, no construida por manos humanas.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

ACLAMACIÓN   Jn 12, 31-32

 

clip_image006

R. Aleluya, aleluya.

 

Ya va a ser arrojado el príncipe de este mundo. Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí, dice el Señor. R.

 

Satanás ha llegado a su fin.

 

clip_image007

Del santo Evangelio según san Marcos: 3, 20-35

 

En aquel tiempo, Jesús entró en una casa con sus discípulos y acudió tanta gente, que no los dejaban ni comer. Al enterarse sus parientes, fueron a buscarlo, pues decían que se había vuelto loco.

 

Los escribas que habían venido de Jerusalén, decían acerca de Jesús: “Este hombre está poseído por Satanás, príncipe de los demonios, y por eso los echa fuera”.

 

Jesús llamó entonces a los escribas y les dijo en parábolas: “¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás? Porque si un reino está dividido en bandos opuestos, no puede subsistir. Una familia dividida tampoco puede subsistir. De la misma manera, si Satanás se rebela contra sí mismo y se divide, no podrá subsistir, pues ha llegado su fin. Nadie puede entrar en la casa de un hombre fuerte y llevarse sus cosas, si primero no lo ata. Sólo así podrá saquear la casa.

 

Yo les aseguro que a los hombres se les perdonarán todos sus pecados y todas sus blasfemias. Pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo nunca tendrá perdón; será reo de un pecado eterno”.

 

Jesús dijo esto, porque lo acusaban de estar poseído por un espíritu inmundo.

 

Llegaron entonces su madre y sus parientes; se quedaron fuera y lo mandaron llamar. En torno a él estaba sentada una multitud, cuando le dijeron: “Ahí fuera están tu madre y tus hermanos, que te buscan”.

 

Él les respondió: “¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?”. Luego, mirando a los que estaban sentados a su alrededor, dijo: “Éstos son mi madre y mis hermanos. Porque el que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre”.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Credo.

 

PLEGARIA UNIVERSAL

 

Unidos a todos los hombres, que luchan por vencer los males de nuestro mundo, oremos al Señor pidiéndole su ayuda.

 

Después de cada petición diremos: Escúchanos, Señor.

 

– Señor, ayuda a los que dirigen tu Iglesia para que cumplan siempre tu voluntad. Oremos.

 

– Señor, ilumina a los que gobiernan los pueblos para que lo hagan con justicia y sabiduría. Oremos.

 

– Señor, concédenos que la jornada electoral de este día transcurra en paz y que se respete la voluntad popular. Oremos.

 

– Señor, consuela por medio de nuestro amor eficaz, a los que están necesitados. Oremos.

 

– Señor, concede tu paz a todos los que han dejado este mundo. Oremos.

 

– Señor, ayúdanos a profundizar nuestra fe e iluminar nuestra existencia con las enseñanzas del Evangelio. Oremos.

 

– Señor, haz que con la celebración de esta Eucaristía aumente nuestro amor a ti y a nuestros hermanos. Oremos.

 

Recibe, Señor, con bondad, estas plegarias que te dirigimos confiadamente y concédenos lo que te pedimos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Mira, Señor, con bondad nuestro servicio para que esta ofrenda se convierta para ti en don aceptable y para nosotros, en aumento de nuestra caridad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio para los domingos del Tiempo Ordinario.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN   Sal 17, 3

 

Señor, tú eres mi fortaleza, mi refugio, mi liberación y mi ayuda. Tú eres mi Dios.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Señor, que la virtud medicinal de este sacramento nos cure por tu bondad de nuestras maldades y nos haga avanzar por el camino recto. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 6 junio, 2015 at 15:13  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL SÁBADO IX DEL T. ORDINARIO 6 DE JUNIO MISA DE SANTA MARÍA (VERDE O BLANCO)


Ésta, en su pobreza, ha echado todo lo que tenía para vivir.




RESPUESTAS DE FE S.D.A.


SAN MARCELINO CHAMPAGNAT SACERDOTE FUNDADOR


SAN RAFAEL GUÍZAR Y VALENCIA OBISPO


SAN NORBERTO OBISPO


ANTÍFONA DE ENTRADA


Te aclamamos, santa Madre de Dios, porque has dado a luz al Rey, que gobierna cielo y tierra por los siglos de los siglos.


ORACIÓN COLECTA


Señor Dios, concédenos a nosotros, tus siervos, gozar siempre de completa salud de alma y cuerpo, y, por la intercesión de la gloriosa siempre Virgen María, líbranos de las tristezas de esta vida y concédenos disfrutar de las alegrías eternas. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.


LITURGIA DE LA PALABRA


Den gracias al Señor. – Yo subo al cielo, a donde está Dios.


Del libro de Tobías: 12, 1. 5-15. 20


Cuando terminaron los festejos de la boda de Tobías y Sara, Tobit llamó a su hijo Tobías y le dijo: “Tenemos que pagarle lo debido al hombre que te ha acompañado y darle una buena recompensa”. Tobías llamó a Rafael y le dijo: “Recibe como recompensa la mitad de todo lo que hemos traído y vete en paz”.


Entonces Rafael se llevó a los dos aparte y les dijo: “Bendigan a Dios y glorifíquenlo delante de todos los vivientes por los beneficios que les ha hecho y canten himnos de alabanza a su nombre.


Proclamen dignamente las obras del Señor y no sean negligentes en reconocerlas. Es bueno guardar el secreto del rey, pero es todavía mejor proclamar y celebrar las obras del Señor.


Hagan el bien, y el mal no los alcanzará. Es buena la oración con el ayuno, y la limosna con la justicia. Es mejor tener poco viviendo con rectitud, que tener mucho haciendo el mal.

Es mejor dar limosnas que acumular tesoros. La limosna libra de la muerte y purifica de todo pecado. Quienes dan limosna tendrán larga vida; los pecadores y los malvados son enemigos de sí mismos.

Voy a decirles toda la verdad, sin ocultarles nada. Les acabo de decir que es bueno guardar el secreto del rey y que es mejor todavía proclamar y celebrar las obras del Señor. Sepan, pues, que cuando ustedes dos, Tobías y Sara, oraban, yo ofrecía sus oraciones al Señor de la gloria, como
un memorial; y lo mismo hacía, cuando tú, Tobit, enterrabas a los muertos. Y cuando te levantaste sin dudar y dejaste tu comida y fuiste a sepultar a aquel muerto, precisamente entonces yo fui enviado para ponerte a prueba. Dios me envió de nuevo a curarte a ti y a Sara, tu nuera. Yo soy Rafael, uno de los siete santos ángeles que estamos presentes ante el Señor de la gloria.

Así pues, den gracias al Señor en la tierra y alaben a Dios. Por mi parte, yo vuelvo junto a aquel que me ha enviado. Ustedes escriban todas las cosas que les han sucedido”. Y desapareció.

Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.

SALMO  Tobías 13

R. Bendito sea Dios, que vive por los siglos.

Bendito sea Dios, que vive por los siglos: él castiga y tiene compasión, hunde hasta el abismo y saca de él y no hay quien escape de su mano. R.

Si se convierten a él con todo el corazón y toda el alma y proceden rectamente en su presencia, volverán a gozar de su mirada y nunca más les volverá la espalda. R.

Miren lo que ha hecho por nosotros, denle gracias de todo corazón y bendigan al rey eterno con sus obras. R.

Yo le doy gracias en mi país de destierro, pues anunció su grandeza a un pueblo pecador. Conviértanse, pecadores, obren rectamente en su presencia y esperen que tenga compasión de ustedes. R.


ACLAMACIÓN   Mt 5, 3








R. Aleluya, aleluya.

Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. R.

Esa pobre viuda ha echado en la alcancía más que todos.

Del santo Evangelio según san Marcos: 12, 38-44

En aquel tiempo, enseñaba Jesús a la multitud y le decía: “¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplios ropajes y recibir reverencias en las calles; buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; se echan sobre los bienes de las viudas haciendo ostentación de largos rezos. Éstos recibirán un castigo muy riguroso”.

En una ocasión Jesús estaba sentado frente a las alcancías del templo, mirando cómo la gente echaba allí sus monedas. Muchos ricos daban en abundancia. En esto, se acercó una viuda pobre y echó dos moneditas de muy poco valor. Llamando entonces a sus discípulos, Jesús les dijo: “Yo les aseguro que esa pobre viuda ha echado en la alcancía más que todos. Porque los demás han echado de lo que les sobraba; pero ésta, en su pobreza, ha echado todo lo que tenía para vivir”.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Recibe, Señor, las oraciones de tu pueblo, junto con las ofrendas que te presentamos, para que, por la intercesión de santa María, Madre de tu Hijo, ningún buen propósito quede sin realizarse y ninguna de nuestras súplicas quede sin respuesta. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de santa María Virgen.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN   Cfr. Lc 11, 27

Dichoso el vientre de la Virgen María, que llevó al Hijo del eterno Padre.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Al recibir el sacramento celestial en la conmemoración de la santísima Virgen María, te pedimos, Padre misericordioso, que, a imitación suya, nos concedas ponernos dignamente al servicio del misterio de nuestra redención. Por Jesucristo, nuestro Señor.


Published in: on 5 junio, 2015 at 15:30  Dejar un comentario  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.073 seguidores