LECTURAS DEL SÁBADO XXIX DEL T. ORDINARIO 24 DE OCTUBRE SAN RAFAEL GUÍZAR Y VALENCIA OBISPO (BLANCO)


Escucharán mi voz y habrá un solo rebaño y un solo pastor.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN RAFAEL GUÍZAR Y VALENCIA OBISPO

 

SAN ANTONIO MARÍA CLARET OBISPO

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Ez 34, 11. 23-24

 

Buscaré a mis ovejas, dice el Señor, y les daré un pastor que las apaciente y yo, el Señor, seré su Dios.

 

Se dice Gloria.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor, Dios nuestro, que hiciste al obispo san Rafael Guízar y Valencia pastor eximio e incansable en el anuncio del Evangelio, concédenos, por su intercesión, que, encendidos por el fuego apostólico y fortalecidos por la gracia divina, llevemos a nuestros hermanos a Cristo y así podamos gozar con ellos de la recompensa eterna. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Me he hecho todo a todos, a fin de ganarlos a todos.

 

clip_image002

De la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios: 9, 16-19. 22-27

 

Hermanos: No tengo por qué presumir de predicar el Evangelio, puesto que ésa es mi obligación. ¡Ay de mí, si no anuncio el Evangelio! Si yo lo hiciera por propia iniciativa, merecería recompensa; pero si no, es que se me ha confiado una misión. Entonces, ¿en qué consiste mi recompensa? Consiste en predicar el Evangelio gratis, renunciando al derecho que tengo a vivir de la predicación.

Aunque no estoy sujeto a nadie, me he convertido en esclavo de todos para ganarlos a todos. Con los débiles me hice débil, para ganar a los débiles. Me he hecho todo a todos, a fin de ganarlos a todos. Todo lo hago por el Evangelio, para participar yo también de sus bienes.

 

¿No saben que en el estadio todos los corredores compiten, pero uno solo recibe el premio? Corran de manera que consigan el premio. Además, todos los atletas se privan de muchas cosas: ellos lo hacen por un premio que se acaba; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre. Así pues, yo corro, pero no a ciegas, y lucho, pero no dando golpes al aire, sino que domino mi cuerpo y lo obligo a que me sirva, no sea que, después de predicar a los demás, quede yo descalificado.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 22

 

clip_image003

R/. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

 

El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes praderas me hace reposar y hacia fuentes tranquilas me conduce para reparar mis fuerzas. R/.

 

Por ser un Dios fiel a sus promesas me guía por el sendero recto. Así, aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú estás conmigo. Tu vara y tu cayado me dan seguridad. R/.

 

Tú mismo me preparas la mesa, a despecho de mis adversarios; me unges la cabeza con perfume y llenas ni copa hasta los bordes. R/.

 

Tu bondad y tu misericordia me acompañarán todos los días de mi vida; y viviré en la casa del Señor por años sin término. R/.

 

ACLAMACIÓN  Lc 4, 18

 

clip_image004

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

El Espíritu del Señor está sobre mí; él me ha enviado para anunciar a los pobres la buena nueva.

 

El buen pastor da la vida por sus ovejas.

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Juan 10, 11-16

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos: «Yo soy el buen pastor. El buen pastor da la vida por sus ovejas. En cambio, el asalariado, el que no es el pastor ni el dueño de las ovejas, cuando ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; el lobo se arroja sobre ellas y las dispersa, porque a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el buen pastor, porque conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí, así como el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre. Yo doy la vida por mis ovejas. Tengo además otras ovejas que no son de este redil y es necesario que las traiga también a ellas; escucharán mi voz y habrá un solo rebaño y un solo pastor.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Dios misericordioso y lleno de bondad, recibe los dones y ofrendas que te presentamos en la festividad de san Rafael Guízar, quien ofreció su vida por la difusión del Evangelio entre sus fieles pobres y sencillos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Jn 15, 16

 

No son ustedes los que me han elegido, soy yo quien los ha elegido y los ha destinado para que vayan y den fruto y su fruto permanezca, de modo que el Padre les conceda cuanto le pidan en mi nombre.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Señor, Dios nuestro, habiendo participado del Cuerpo y la Sangre de tu hijo amado, al recordar la memoria de san Rafael Guízar, concédenos ser incansables en el anuncio de tu palabra y en la caridad con los más necesitados. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 

Published in: on 23 octubre, 2015 at 15:26  Comments (1)  

LECTURAS DEL VIERNES XXIX DEL T. ORDINARIO 23 DE OCTUBRE (VERDE)


Cuando el viento sopla del sur, dicen que hará calor, y así sucede.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN JUAN DE CAPISTRANO SACERDOTE

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Gál 6, 14

 

Que nuestro único orgullo sea la Cruz de nuestro Señor Jesucristo, porque en él tenemos la salvación, la vida y la resurrección, y por él hemos sido salvados y redimidos.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, que quisiste que tu Unigénito sufriera la cruz para salvar al género humano, concédenos que quienes conocimos su misterio en la tierra, merezcamos alcanzar en el cielo el premio de su redención. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

 

¿Quién me librará de este cuerpo, esclavo de la muerte?

 

clip_image002

De la carta del apóstol san Pablo a los romanos: 7, 18-25

 

Hermanos: Bien sé yo que nada bueno hay en mí, es decir, en mi naturaleza humana deteriorada por el pecado. En efecto, yo puedo querer hacer el bien, pero no puedo realizarlo, puesto que no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero; y si hago lo que no quiero, ya no soy yo quien lo hace, sino el pecado, que habita en mí.

 

Descubro, pues, en mí esta realidad: cuando quiero hacer el bien, me encuentro con el mal. Y aunque en lo más íntimo de mi ser me agrada la ley de Dios, percibo en mi cuerpo una tendencia contraria a mi razón, que me esclaviza a la ley del pecado, que está en mi cuerpo.

 

¡Pobre de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo, esclavo de la muerte? ¡La gracia de Dios, por medio de Jesucristo, nuestro Señor!

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 118

 

clip_image003

R/. Enséñame, Señor, a gustar tus mandamientos.

 

Enséñame a gustar y a comprender tus preceptos, pues yo me fío de ellos. Tú, que eres bueno y haces beneficios, instrúyeme en tus leyes. R/.

 

Señor, que tu amor me consuele, conforme a las promesas que me has hecho. Muéstrame tu ternura y viviré, porque en tu ley he puesto mi contento. R/.

 

Jamás olvidaré tus mandamientos, pues con ellos me diste vida. Soy tuyo, sálvame, pues voy buscando tus leyes. R/.

 

ACLAMACIÓN  Cfr. Mt 11, 25

 

clip_image004

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla. R/.

 

Si saben interpretar el aspecto que tienen el cielo y la tierra, ¿por qué no interpretan entonces los signos del tiempo presente?

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Lucas: 12, 54-59

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: "Cuando ustedes ven que una nube se va levantando por el poniente, enseguida dicen que va a llover, y en efecto, llueve. Cuando el viento sopla del sur, dicen que hará calor, y así sucede. ¡Hipócritas! Si saben interpretar el aspecto que tienen el cielo y la tierra, ¿por qué no interpretan entonces los signos del tiempo presente? ¿Por qué, pues, no juzgan por ustedes mismos lo que les conviene hacer ahora?

 

Cuando vayas con tu adversario a presentarte ante la autoridad, haz todo lo posible por llegar a un acuerdo con él en el camino, para que no te lleve ante el juez, el juez te entregue a la policía, y la policía te meta en la cárcel. Yo te aseguro que no saldrás de ahí hasta que pagues el último centavo".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Te rogamos, Señor, que este sacrificio, que en el altar de la cruz borró el pecado del mundo entero, nos purifique de todas nuestras ofensas. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Jn 12, 32

 

Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí, dice el Señor.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Señor nuestro, Jesucristo, fortalecidos con este alimento santo, te pedimos que conduzcas a la gloria de tu resurrección a quienes redimiste por el madero vivificante de la Cruz. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

Published in: on 22 octubre, 2015 at 15:59  Comments (1)  

LECTURAS DEL JUEVESXXIX DEL T. ORDINARIO 22 DE OCTUBRE SAN JUAN PABLO II PAPA (BLANCO)


"He venido a traer fuego a la tierra, ¡y cuánto desearía que ya estuviera ardiendo!"

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN JUAN PABLO II PAPA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA

 

El Señor lo eligió sumo sacerdote, le abrió sus tesoros y derramó sobre él toda clase de bendiciones.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios nuestro, rico en misericordia, que has querido que san Juan Pablo II, Papa guiara a toda tu Iglesia, te pedimos que, instruidos por sus enseñanzas, nos concedas abrir confiadamente nuestros corazones a la gracia salvadora de Cristo, único redentor del hombre. El que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

 

Libres ya del pecado y entregados al servicio de Dios, dan fruto de santidad.

 

clip_image002De la carta del apóstol san Pablo a los romanos: 6, 19-23

 

Hermanos: Por la dificultad natural que tienen ustedes para entender estas cosas, voy a seguir utilizando una comparación de la vida ordinaria. Así como en otros tiempos pusieron sus miembros al servicio de la impureza y de la maldad, hasta llegar a la degradación, así ahora pónganlos al servicio del bien, a fin de que alcancen su santificación.

 

Cuando ustedes eran esclavos del pecado, no estaban al servicio del bien. ¿Y qué frutos recogieron entonces de aquello que ahora los llena de vergüenza? Ninguno, pues son cosas que conducen a la muerte.

 

Pero ahora, libres ya del pecado y entregados al servicio de Dios, dan frutos de santidad, que conducen a la vida eterna. En una palabra, el pecado nos paga con la muerte; en cambio, Dios nos da gratuitamente la vida eterna, por medio de Cristo Jesús, Señor nuestro.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 1

 

clip_image003

R/. Dichoso el hombre que confía en el Señor.

 

Dichoso aquel que no se guía por mundanos criterios, que no anda en malos pasos ni se burla del bueno, que ama la ley de Dios y se goza en cumplir sus mandamientos. R/.

 

Es como un árbol plantado junto al río, que da fruto a su tiempo y nunca se marchita. En todo tendrá éxito. R/.

 

En cambio los malvados serán como la paja barrida por el viento. Porque el Señor protege el camino del justo y al malo sus caminos acaban por perderlo. R/.

 

ACLAMACIÓN  Cfr. Flp 3, 8-9

 

clip_image004

 

 

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Todo lo considero una pérdida y lo tengo por basura, para ganar a Cristo y vivir unido a Él. R/.

 

No he venido a traer la paz, sino la división.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Lucas: 12, 49-53

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "He venido a traer fuego a la tierra, ¡y cuánto desearía que ya estuviera ardiendo! Tengo que recibir un bautismo, ¡y cómo me angustio mientras llega!

 

¿Piensan acaso que he venido a traer paz a la tierra? De ningún modo. No he venido a traer la paz, sino la división. De aquí en adelante, de cinco que haya en una familia, estarán divididos tres contra dos y dos contra tres. Estará dividido el padre contra el hijo, el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Recibe, Señor, este sacrificio que, para tu gloria, tu pueblo ofrece en honor de san Juan Pablo II, y concédenos alcanzar la eterna salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Jn 10, 11

 

El buen Pastor da la vida por sus ovejas.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Señor, Dios nuestro, los sacramentos que hemos recibido fortalezcan en nosotros el fuego de la caridad que encendió con ímpetu a san Juan Pablo II y lo llevó a entregarse siempre por tu Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 21 octubre, 2015 at 15:46  Comments (1)  

LECTURAS DEL MIÉRCOLES XXIX DEL T. ORDINARIO 21 DE OCTUBRE (VERDE)


También ustedes estén preparados, porque a la hora en que menos lo piensen, vendrá el Hijo del hombre.

 

 

clip_image002

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN HILARIÓN EREMITA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Gn 1, 1. 27.31

 

En el principio creó Dios el cielo y la tierra. Y creó al hombre a su imagen. Vio Dios todo lo que había hecho y lo encontró muy bueno.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, que por el trabajo humano perfeccionas y diriges constantemente la inmensa obra de la creación, oye las plegarias que te dirige tu pueblo, suplicante, y concede que todos los hombres gocen de un trabajo digno en el que, honrando su propia condición humana, puedan, más estrechamente unidos, servir a sus hermanos. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Pónganse al servicio de Dios, que les ha dado la vida.

 

clip_image003

De la carta del apóstol san Pablo a los romanos: 6, 12-18

 

Hermanos: No dejen que el pecado domine su cuerpo mortal y los obligue a seguir sus malas inclinaciones; no pongan sus miembros al servicio del pecado, como instrumentos de maldad. Por el contrario, pónganse al servicio de Dios, puesto que habiendo estado muertos, Él les ha dado la vida; pongan también sus miembros a su servicio, como instrumentos de santidad. El pecado ya no volverá a dominarlos, pues no viven ustedes bajo el régimen de la ley, sino bajo el régimen de la gracia.

 

¿Podemos entonces pecar, puesto que ya no vivimos bajo el régimen de la ley, sino bajo el régimen de la gracia? De ningún modo. ¿Acaso no saben ustedes que al someterse a alguien para obedecerlo como esclavos, se hacen sus esclavos? Si ustedes son esclavos del pecado, es para su propia muerte; si son esclavos de la obediencia a Dios, es para su santificación.

 

Pero gracias a Dios, ustedes, aunque fueron esclavos del pecado, han obedecido de corazón las normas de la doctrina evangélica que se les han transmitido, y así, una vez libres del pecado, se han hecho esclavos de la santidad.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 123

 

clip_image004

R/. El Señor es nuestra ayuda.

 

Si el Señor no hubiera estado de nuestra parte, que lo diga Israel, si el Señor no hubiera estado de nuestra parte, cuando los hombres nos asaltaron, nos habría devorado vivos el fuego de su cólera. R/.

 

Las aguas nos hubieran sepultado, un torrente nos hubiera llegado al cuello, un torrente de aguas encrespadas. Bendito sea el Señor, porque no permitió que nos despedazaran con sus dientes. R/.

 

Nuestra vida se escapó como un pájaro de la trampa de los cazadores. La trampa se rompió y nosotros escapamos. La ayuda nos viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra. R/.

 

ACLAMACIÓN Mt 24, 42. 44

 

clip_image005

 

 

 

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Estén preparados, porque no saben a qué hora va a venir el Hijo del hombre. R/.

 

Al que mucho se le da, se le exigirá mucho.

 

clip_image007

Del santo Evangelio según san Lucas: 12, 39-48

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Fíjense en esto: Si un padre de familia supiera a qué hora va a venir el ladrón, estaría vigilando y no dejaría que se le metiera por un boquete en su casa. Pues también ustedes estén preparados, porque a la hora en que menos lo piensen, vendrá el Hijo del hombre".

 

Entonces Pedro le preguntó a Jesús: "¿Dices esta parábola sólo por nosotros o por todos?"

 

El Señor le respondió: "Supongan que un administrador, puesto por su amo al frente de la servidumbre con el encargo de repartirles a su tiempo los alimentos, se porta con fidelidad y prudencia. Dichoso ese siervo, si el amo, a su llegada, lo encuentra cumpliendo con su deber. Yo les aseguro que lo pondrá al frente de todo lo que tiene.

 

Pero si ese siervo piensa: ‘Mi amo tardará en llegar’ y empieza a maltratar a los otros siervos y siervas, a comer, a beber y a embriagarse, el día menos pensado y a la hora más inesperada llegará su amo y lo castigará severamente y le hará correr la misma suerte de los desleales.

 

El siervo que conociendo la voluntad de su amo, no haya preparado ni hecho lo que debía, recibirá muchos azotes; pero el que, sin conocerla, haya hecho algo digno de castigo, recibirá pocos.

 

Al que mucho se le da, se le exigirá mucho; y al que mucho se le confía, se le exigirá mucho más.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Tú que con este pan y este vino que te presentamos das al género humano el alimento que lo sostiene y el sacramento que lo renueva, concédenos, Señor, que nunca nos falte esta ayuda para el cuerpo y el alma. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio V para los domingos del tiempo ordinario

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Col 3,17

 

Todo lo que digan y todo lo que hagan, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dándole gracias a Dios Padre, por medio de Cristo.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Habiendo participado de esta mesa de unidad y caridad, imploramos, Señor, de tu clemencia, que, cumpliendo las labores que nos tienes encomendadas, hallemos sustento para nuestra vida terrena y edifiquemos confiadamente tu Reino. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 

Published in: on 20 octubre, 2015 at 15:05  Comments (1)  

LECTURAS DEL MARTES XXIX DEL T. ORDINARIO 20 DE OCTUBRE (VERDE)


Estén listos, con la túnica puesta y las lámparas encendidas.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN HONORIO ABAD

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 27, 8-9

 

El Señor es la fuerza de su pueblo, defensa y salvación para su Ungido. Sálvanos, Señor, vela sobre nosotros y guíanos siempre.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor, concédenos vivir siempre en el amor y respeto a tu santo nombre, ya que jamás dejas de proteger a quienes estableces en el sólido fundamento de tu amor. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Si por el pecado de un solo hombre reinó la muerte, con mucho más razón los que reciben la gracia reinarán en la vida por Jesucristo.

 

clip_image002

De la carta del apóstol san Pablo a los romanos: 5, 12. 15. 17-19. 20-21

 

 

Hermanos: Así como por un solo hombre entró el pecado en el mundo y por el pecado entró la muerte, así la muerte llegó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

 

Ahora bien, con el don no sucede como con el delito, porque si por el delito de uno solo murieron todos, ¡cuánto más la gracia de Dios y el don otorgado por la gracia de un solo hombre, Jesucristo, se han desbordado sobre todos!

 

En efecto, si por el delito de uno solo reinó la muerte, por un solo hombre, ¡con cuánta más razón los que reciben la abundancia de la gracia y el don de la justicia, reinarán en la vida por uno solo, Jesucristo!

 

Así pues, como el delito de uno solo atrajo sobre todos los hombres la condenación, así también la obra de justicia de uno solo procura para todos los hombres la justificación, que da la vida. En efecto, así como por la desobediencia de un solo hombre, todos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno solo todos serán constituidos justos.

 

De modo que, donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia, para que así como el pecado tuvo poder para causar la muerte, así también la gracia de Dios, al justificarnos, tenga poder para conducirnos a la vida eterna por medio de Jesús, nuestro Señor.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 39

 

clip_image003

R/. Concédenos, Señor, hacer tu voluntad.

 

 

Sacrificios y ofrendas, Señor, tú no quisiste; abriste, en cambio, mis oídos a tu voz. No exigiste holocaustos por la culpa, así que dije: "Aquí estoy". R/.

 

En tus libros se me ordena hacer tu voluntad; esto es, Señor, lo que deseo: tu ley en medio de mi corazón. R/.

He anunciado tu justicia en la gran asamblea; no he cerrado mis labios, tú lo sabes, Señor. R/.

 

Que se gocen en ti y que se alegren todos los que te buscan. Cuantos quieren de ti la salvación, repiten sin cesar: "¡Qué grande es Dios!". R/.

 

 

ACLAMACIÓN Cfr. Lc 21, 36

 

clip_image004

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Velen y oren, para que puedan presentarse sin temor ante el Hijo del hombre. R/.

 

Dichosos aquellos a quienes su señor, al llegar, encuentre en vela.

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Lucas: 12, 35-38

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Estén listos, con la túnica puesta y las lámparas encendidas. Sean semejantes a los criados que están esperando a que su señor regrese de la boda, para abrirle en cuanto llegue y toque. Dichosos aquellos a quienes su señor, al llegar, encuentre en vela. Yo les aseguro que se recogerá la túnica, los hará sentar a la mesa y él mismo les servirá. Y si llega a medianoche o a la madrugada y los encuentra en vela, dichosos ellos".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Recibe, Señor, este sacrificio de reconciliación y alabanza y concédenos que, purificados por su eficacia, podamos ofrecerte el entrañable afecto de nuestro corazón. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Sal 144, 15

 

Los ojos de todos esperan en ti, Señor; y tú les das la comida a su tiempo.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Renovados, Señor, por el alimento del sagrado Cuerpo y la preciosa Sangre de tu Hijo, concédenos que lo que realizamos con asidua devoción, lo recibamos convertido en certeza de redención. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 

Published in: on 19 octubre, 2015 at 15:44  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL LUNES XXIX DEL T. ORDINARIO 19 DE OCTUBRE (VERDE)


¡Insensato! Esta misma noche vas a morir. ¿Para quién serán todos tus bienes?

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN PABLO DE LA CRUZ PRESBÍTERO FUNDADOR

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Ef 1, 9-10

 

Dios nos ha dado a conocer el misterio de su voluntad: hacer

que todas la cosas, las del cielo y las de la tierra, tuvieran a Cristo por cabeza.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, que en tu admirable providencia dispusiste que el Reino de Cristo se extendiera por todo el mundo y que todos los hombres fueran hechos partícipes de la redención salvadora, concédele a tu Iglesia ser sacramento universal de salvación, y que a todos los hombres les sea anunciado tu Hijo como el Salvador de los pueblos y la esperanza de las naciones. Él, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Está escrito también por nosotros, a quienes se nos acreditará, si creemos en nuestro Señor Jesucristo.

 

clip_image002

De la carta del apóstol san Pablo a los romanos: 4, 19-25

 

Hermanos: La fe de Abraham no se debilitó a pesar de que, a la edad de casi cien años, su cuerpo ya no tenía vigor, y además, Sara, su esposa, no podía tener hijos. Ante la firme promesa de Dios no dudó ni tuvo desconfianza, antes bien su fe se fortaleció y dio con ello gloria a Dios, convencido de que Él es poderoso para cumplir lo que promete. Por eso, Dios le acreditó esta fe como justicia. Ahora bien, no sólo por Él está escrito que "se le acreditó", sino también por nosotros, a quienes se nos acreditará, si creemos en aquel que resucitó de entre los muertos, en nuestro Señor Jesucristo, que fue entregado a la muerte por nuestros pecados y resucitó para nuestra justificación.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Lucas 1

 

clip_image004

R/. Bendito sea el Señor, Dios de Israel.

 

El Señor ha hecho surgir en favor nuestro un poderoso salvador en la casa de David, su siervo. Así lo había anunciado desde antiguo, por boca de sus santos profetas. R/.

 

Anunció que nos salvaría de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos aborrecen, para mostrar su misericordia a nuestros padres y acordarse de su santa alianza. R/.

 

El Señor juró a nuestro padre Abraham que nos libraría del poder de nuestros enemigos, para que pudiéramos servirlo sin temor, con santidad y justicia, todos los días de nuestra vida. R/.

 

ACLAMACIÓN Mt 5, 3

 

clip_image005

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. R/.

 

 

¿Para quién serán todos tus bienes?

 

clip_image007

Del santo Evangelio según san Lucas: 12, 13-21

 

En aquel tiempo, hallándose Jesús en medio de una multitud, un hombre le dijo: "Maestro, dile a mi hermano que comparta conmigo la herencia". Pero Jesús le contestó: "Amigo, ¿quién me ha puesto como juez en la distribución de herencias?"

 

Y dirigiéndose a la multitud, dijo: "Eviten toda clase de avaricia, porque la vida del hombre no depende de la abundancia de los bienes que posea".

 

Después les propuso esta parábola: "Un hombre rico tuvo una gran cosecha y se puso a pensar: `¿Qué haré, porque no tengo ya en dónde almacenar la cosecha? Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes para guardar ahí mi cosecha y todo lo que tengo. Entonces podré decirme: Ya tienes bienes acumulados para muchos años; descansa, come, bebe y date a la buena vida’. Pero Dios le dijo: `¡Insensato! Esta misma noche vas a morir. ¿Para quién serán todos tus bienes?’ Lo mismo le pasa al que amontona riquezas para sí mismo y no se hace rico de lo que vale ante Dios". 

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Dios misericordioso, mira las ofrendas de este pueblo a ti consagrado y concede, por la eficacia de este sacramento, que la multitud de los que creen en ti sea siempre estirpe elegida, sacerdocio real, nación consagrada y pueblo de tu propiedad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Apoc 22, 17. 20

 

El Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Amén. Ven, Señor Jesús.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Dios nuestro, que sin cesar alimentas y fortaleces a tu Iglesia

con tus sacramentos, concede a quienes nos hemos alimentado en esta mesa celestial, que, viviendo el mandato de tu amor, seamos fermento de vida e instrumento de salvación, en medio de la comunidad humana. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 18 octubre, 2015 at 15:38  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL DOMINGO XXIX DEL T. ORDINARIO 18 DE OCTUBRE DOMUND (VERDE)


El Hijo del hombre, que no ha venido a que lo sirvan, sino a servir y a dar su vida por la redención de todos.

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN LUCAS EVANGELISTA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 16, 6. 8

 

Te invoco, Dios mío, porque tú me respondes; inclina tu oído y escucha mis palabras. Cuídame, Señor, como a la niña de tus ojos y cúbreme bajo la sombra de tus alas.

 

Se dice Gloria

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios todopoderoso y eterno, haz que nuestra voluntad sea siempre dócil a la tuya y que te sirvamos con un corazón sincero. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

El siervo del Señor hizo de su vida un sacrificio.

 

clip_image002Del libro del profeta Isaías: 53, 10-11

 

El Señor quiso triturar a su siervo con el sufrimiento. Cuando entregue su vida como expiación, verá a sus descendientes, prolongará sus años y por medio de él prosperarán los designios del Señor. Por las fatigas de su alma, verá la luz y se saciará; con sus sufrimientos justificará mi siervo a muchos, cargando con los crímenes de ellos.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 32

 

clip_image003

R/. Muéstrate bondadoso con nosotros, Señor.

 

Sincera es la palabra del Señor y todas sus acciones son leales. Él ama la justicia y el derecho, la tierra llena está de sus bondades. R/.

 

Cuida el Señor de aquellos que lo temen y en su bondad confían; los salva de la muerte y en épocas de hambre les da vida. R/.

 

En el Señor está nuestra esperanza, pues Él es nuestra ayuda y nuestro amparo. Muéstrate bondadoso con nosotros, puesto que en ti, Señor hemos confiado. R/.

 

Acerquémonos con plena confianza al trono de la gracia.

 

clip_image004

De la carta a los hebreos: 4, 14-16

 

Hermanos: Puesto que Jesús es el Hijo de Dios, es nuestro sumo sacerdote, que ha entrado en el cielo, mantengamos firme la profesión de nuestra fe. En efecto, no tenemos un sumo sacerdote que no sea capaz de compadecerse de nuestros sufrimientos, puesto que él mismo ha pasado por las mismas pruebas que nosotros, excepto el pecado.

 

Acerquémonos, por tanto, con plena confianza al trono de la gracia, para recibir misericordia, hallar la gracia y obtener ayuda en el momento oportuno.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

ACLAMACIÓN Cfr. Mc 10, 45

 

clip_image005

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Jesucristo vino a servir y a dar su vida por la salvación de todos. R/.

 

El Hijo del hombre ha venido a dar la vida por la redención de todos

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Marcos: 10, 35-45

 

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, y le dijeron: "Maestro, queremos que nos concedas lo que vamos a pedirte". Él les dijo: "Qué es lo que desean?" Le respondieron: "Concede que nos sentemos uno a tu derecha y otro a tu izquierda, cuando estés en tu gloria". Jesús les replicó: "No saben lo que piden. ¿Podrán pasar la prueba que yo voy a pasar y recibir el bautismo con el que yo seré bautizado?" Le respondieron: "Sí podemos". Y Jesús les dijo: "Ciertamente pasarán la prueba que yo voy a pasar y recibirán el bautismo con el que yo seré bautizado; pero eso de sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; eso es para quienes está reservado".

 

Cuando los otros diez apóstoles oyeron esto, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús los reunió entonces a los Doce y les dijo: "Ya saben que los jefes de las naciones las gobiernan como si fueran sus dueños y los poderosos las oprimen. Pero no debe ser así entre ustedes. Al contrario: el que quiera ser grande entre ustedes, que sea su servidor, y el que quiera ser el primero, que sea el esclavo de todos, así como el Hijo del hombre, que no ha venido a que lo sirvan, sino a servir y a dar su vida por la redención de todos".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Credo

 

PLEGARIA UNIVERSAL

 

A Jesucristo, luz y salvación para todos los pueblos, le rogamos llenos de confianza.

 

Después de cada petición diremos: Señor Jesús, escúchanos.

 

– Por todos los cristianos. Que demos siempre un buen testimonio de nuestra fe. Oremos.

 

– Por las Iglesias de los países de misión. Que sean luz de

esperanza en medio de sus pueblos y fuente de renovación para las comunidades de más antigua tradición. Oremos.

 

– Por quienes no creen en Jesucristo, porque no lo conocen o porque se han alejado de él. Que lleguen a descubrir un día la alegría del Evangelio. Oremos.

 

– Por los médicos. Que realicen su labor como un verdadero

servicio al prójimo. Oremos.

 

– Por todos los que participamos en esta Misa dominical. Que nos sintamos responsables de la acción misionera de toda la Iglesia. Oremos.

 

Escucha, Señor Jesús, nuestra oración y derrama tu gracia y tu bondad sobre todos los pueblos de la tierra. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Concédenos, Señor, el don de poderte servir con libertad de espíritu, para que, por la acción purificadora de tu gracia, los mismos misterios que celebremos nos limpien de toda culpa. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio dominical.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Sal 32, 18-19

 

Los ojos del Señor están puestos en sus hijos, en los que esperan en su misericordia; para librarlos de la muerte, y reanimarlos en tiempo de hambre.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Te rogamos, Señor, que la frecuente recepción de es-tos dones celestiales produzca fruto en nosotros y nos ayude a aprovechar los bienes temporales y alcanzar con sabiduría los eternos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

O Bien: DOMINGO MUNDIAL DE LAS MISIONES

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 95, 3-4

 

Anuncien a todos los pueblos la gloria del Señor, sus maravillas a todas las naciones, porque grande es el Señor y muy digno de alabanza.

 

Se dice Gloria

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios nuestro, que has querido que tu Iglesia sea sacramento de salvación para todos los pueblos, de forma que así perdure la obra redentora de Cristo hasta el fin de los tiempos, despierta los corazones de tus fieles y haz que se sientan llamados a trabajar por la salvación de todos, con tanta mayor urgencia, cuanto es necesario que, de todas las naciones, surja y crezca para ti una sola familia y un solo pueblo. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Caminarán los pueblos a tu luz.

 

clip_image007Del libro del profeta Isaías: 60, 1-6

 

Levántate y resplandece, Jerusalén, porque ha llegado tu luz y la gloria del Señor alborea sobre ti. Mira, las tinieblas cubren la tierra y espesa niebla envuelve a los pueblos; pero sobre ti resplandece el Señor y en ti se manifiesta su gloria. Caminarán los pueblos a tu luz y los reyes, al resplandor de tu aurora.

 

Levanta los ojos y mira alrededor: todos se reúnen y vienen a ti; tus hijos llegan de lejos, a tus hijas las traen en brazos. Entonces verás esto radiante de alegría; tu corazón se alegrará, y se ensanchará, cuando se vuelquen sobre ti los tesoros del mar y te traigan las riquezas de los pueblos. Te inundará una multitud de camellos y dromedarios, procedentes de Madián y de Efá. Vendrán todos los de Sabá trayendo incienso y oro y proclamando las alabanzas del Señor.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 66

 

clip_image008

R/. Que te alaben, Señor, todos los pueblos.

 

Ten piedad de nosotros y bendícenos; vuelve, Señor, tus ojos a nosotros. Que conozca la tierra tu bondad y los pueblos tu obra salvadora. R/.

 

Las naciones con júbilo te canten, porque juzgas al mundo con justicia; con equidad tú juzgas a los pueblos y riges en la tierra a las naciones. R/.

 

Que te alaben, Señor, todos los pueblos, que los pueblos te aclamen todos juntos. Que nos bendiga Dios y que le rinda honor el mundo entero. R/.

 

Pidan a Dios por todos los hombres, porque él quiere que todos se salven.

 

clip_image010

De la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo 2,1-8

 

Te ruego, hermano, que ante todo se hagan oraciones, plegarias, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres, y en particular, por los jefes de Estado y las demás autoridades, para que podamos llevar una vida tranquila y en paz, entregada a Dios y respetable en todo sentido.

 

Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro salvador, pues él quiere que todos los hombres se salven y todos lleguen al conocimiento de la verdad, porque no hay sino un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, hombre él también, que se entregó como rescate por todos.

 

El dio testimonio de esto a su debido tiempo y de esto yo he sido constituido, digo la verdad y no miento, pregonero y apóstol para enseñar la fe y la verdad.

 

Quiero, pues, que los hombres, libres de odios y divisiones, hagan oración dondequiera que se encuentren, levantando al cielo sus manos puras.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

ACLAMACIÓN  Mc 16, 15

 

clip_image012

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Vayan por todo el mundo, dice el Señor, y prediquen el Evangelio a toda creatura. R/. Aleluya.

 

Bauticen a las naciones en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

 

clip_image013

Del santo Evangelio según san Mateo 28,16-20

 

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea y subieron al monte en el que Jesús los había citado. Al ver a Jesús, se postraron, aunque algunos titubeaban.

 

Entonces Jesús se acercó a ellos y les dijo: «Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y enseñen a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándolas a cumplir todo cuanto yo les he mandado; y sepan que yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo».

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

PLEGARIA UNIVERSAL

 

Oremos hermanos, a Dios Padre, por medio de Jesucristo, su Hijo, que se entregó por la salvación de todos, pidámosle:

 

Te rogamos, Señor. 

 

Para que el Espíritu Santo fortalezca a los obispos y a los presbíteros de los países de misiones y los asista de manera que conduzcan sus jóvenes Iglesias hacia una verdadera madurez cristiana, roguemos al Señor.

 

Para que el Señor infunda su Espíritu Santo en los misioneros y haga que su apostolado y su testimonio sean verdaderamente evangélicos y no de sabiduría únicamente humana,roguemos al Señor.

 

Para que los cristianos que viven en países de misiones den un testimonio verdadero de amor a Jesucristo, se sientan ricos por el conocimiento del Evangelio y no se avergüencen nunca de su pobreza humana, roguemos al Señor.

 

Para que nosotros y los miembros de nuestras comunidades consideremos como parte integrante de nuestra fe la solicitud apostólica de transmitir la luz y la alegría del Evangelio al mundo no cristiano, roguemos al Señor.

 

Señor Jesucristo, que sabes lo que hay en el interior de cada hombre y amas a todos, porque por todos te has entregado, escucha nuestra oración y haz que sean muchos los que tengan un amor tan grande que estén dispuesto, como tú, a entregar la propia vida por los hermanos y para anunciarles el Evangelio el Evangelio de salvación. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Señor, que lleguen a tu presencia soberana los dones de tu Iglesia suplicante, del mismo modo que fue tan grata a tus ojos la gloriosa pasión de tu Hijo, para la salvación del mundo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

Prefacio dominical.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Sal 116, 1-2

 

Que alaben al Señor todas las naciones, que lo aclamen todos los pueblos. Porque grande es su amor hacia nosotros y su fidelidad dura por siempre.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Señor, que la participación en tu mesa nos santifique y concede que todos los pueblos reciban con gratitud, por medio del sacramento de tu Iglesia, la salvación que tu unigénito consumó en la cruz. El, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

Published in: on 17 octubre, 2015 at 15:30  Comments (1)  

LECTURAS DEL SÁBADO XXVIII DEL T. ORDINARIO 17 DE OCTUBRE SAN IGNACIO DE ANTIOQUÍA OBISPO Y MÁRTIR (ROJO)


El Espíritu Santo les enseñará en aquel momento lo que convenga decir.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN IGNACIO DE ANTIOQUÍA OBISPO Y MÁRTIR

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Ga 2, 19-20

 

Estoy crucificado con Cristo; vivo, pero ya no soy yo el que vive, es Cristo quien vive en mí; vivo en la fe que tengo en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó a sí mismo por mí.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios todopoderoso y eterno, que embelleces el cuerpo sagrado de tu Iglesia con el testimonio de los santos mártires, concédenos que el glorioso martirio que hoy celebramos, así como dio a san Ignacio de Antioquía eterno esplendor, nos dé también a nosotros protección constante. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Esperando contra toda esperanza, Abraham creyó.

 

clip_image002

De la carta del apóstol san Pablo a los romanos: 4, 13. 16-18

 

Hermanos: La promesa que Dios hizo a Abraham y a sus descendientes, de que ellos heredarían el mundo, no dependía de la observancia de la ley, sino de la justificación obtenida mediante la fe.

 

En esta forma, por medio de la fe, que es gratuita, queda asegurada la promesa para todos sus descendientes, no sólo para aquellos que cumplen la ley, sino también para todos los que tienen la fe de Abraham. Entonces, él es padre de todos nosotros, como dice la Escritura: Te he constituido padre de todos los pueblos.

 

Así pues, Abraham es nuestro padre delante de aquel Dios en quien creyó y que da la vida a los muertos y llama a la existencia a las cosas que todavía no existen. El, esperando contra toda esperanza, creyó que habría de ser padre de muchos pueblos, conforme a lo que Dios le había prometido: Así de numerosa será tu descendencia.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 104

 

clip_image003

R/. El Señor nunca olvida sus promesas.

 

Descendientes de Abraham, su servidor, estirpe de Jacob, su predilecto, escuchen: el Señor es nuestro Dios y gobiernan la tierra sus decretos. R/.

 

Ni aunque transcurran mil generaciones, se olvidará el Señor de sus promesas, de la alianza pactada con Abraham, del juramento a Isaac, que un día le hiciera. R/.

 

Se acordó de la palabra sagrada que había dado a su siervo, Abraham, y sacó a su pueblo con alegría, a sus escogidos con gritos de triunfo. R/.

 

ACLAMACIÓN  Jn 15, 26. 27

 

clip_image004

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

El Espíritu de verdad dará testimonio de mí, dice el Señor, y también ustedes serán mis testigos. R/.

 

El Espíritu Santo les enseñará en aquel momento lo que convenga decir.

 

clip_image005

Del santo Evangelio según san Lucas: 12, 8-12

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Yo les aseguro que a todo aquel que me reconozca abiertamente ante los hombres, lo reconocerá abiertamente el Hijo del hombre ante los ángeles de Dios; pero a aquel que me niegue ante los hombres, yo lo negaré ante los ángeles de Dios.

 

A todo aquel que diga una palabra contra el Hijo del hombre, se le perdonará; pero a aquel que blasfeme contra el Espíritu Santo, no se le perdonará.

 

Cuando los lleven a las sinagogas y ante los jueces y autoridades, no se preocupen de cómo se van a defender o qué van a decir, porque el Espíritu Santo les enseñará en aquel momento lo que convenga decir".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Acepta con agrado, Señor, la ofrenda de nuestro servicio, tú, que recibiste a san Ignacio, trigo de Cristo, como pan purificado por los sufrimientos del martirio que padeció. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN

 

Soy trigo de Cristo, seré triturado por los dientes de las fieras y transfigurado así en pan inmaculado.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Que el pan celestial que hemos recibido al conmemorar el martirio de san Ignacio, nos dé, Señor, nuevas fuerzas para que, con las palabras y las acciones, nos manifestemos como verdaderos cristianos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 16 octubre, 2015 at 15:53  Comments (2)  

LECTURAS DEL VIERNES XXVIII DEL T. ORDINARIO 16 DE OCTUBRE (VERDE)


No teman a aquellos que matan el cuerpo y después ya no pueden hacer nada más.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SANTA MARGARITA MARÍA DE ALACOQUE RELIGIOSA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Apoc 5, 9-10

 

Con tu sangre compraste para Dios hombres de todas las razas y lenguas, de todos los pueblos y naciones, para constituir un reino para Dios.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Señor Dios, que redimiste a todos los hombres con la preciosa Sangre de tu Unigénito, conserva en nosotros la obra de tu misericordia, para que, celebrando sin cesar el misterio de nuestra salvación, merezcamos alcanzar sus frutos. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Abraham le creyó a Dios y eso le valió la justificación.

 

clip_image002De la carta del apóstol san Pablo a los romanos: 4, 1-8

 

Hermanos: ¿Qué diremos de Abraham, padre de nuestra raza? Si Abraham hubiera obtenido la justificación por sus obras, tendría de qué estar orgulloso, pero no delante de Dios. En efecto, ¿qué dice la Escritura? Abraham le creyó a Dios y eso le valió la justificación.

 

Al que, gracias a su trabajo, tiene obras, no se le da su paga como un regalo, sino como algo que se le debe. En cambio al que no tiene obras, pero cree en aquel que justifica al pecador, su fe le vale la justificación.

 

En este sentido, también David proclama dichoso al hombre a quien Dios tiene por justo, independientemente de las obras: Dichosos aquellos cuyas maldades han sido perdonadas y cuyos pecados han sido sepultados. Dichoso el hombre a quien el Señor no le toma en cuenta su pecado.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 31

 

clip_image003

R/. Perdona, Señor, nuestros pecados.

 

Dichoso aquel que ha sido absuelto de su culpa y su pecado. Dichoso aquel en el que Dios no encuentra ni delito ni engaño. R/.

 

Ante el Señor reconocí mi culpa, no oculté mi pecado. Te confesé, Señor, mi gran delito y tú me has perdonado. R/.

 

Alégrense con el Señor y regocíjense los justos todos, y todos los hombres de corazón sincero canten de gozo. R/.

 

ACLAMACIÓN  Sal 32, 22

 

clip_image004

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Muéstrate bondadoso con nosotros, Señor, puesto que en ti hemos confiado. R/.

 

Todos los cabellos de su cabeza están contados.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Lucas: 12, 1-7

 

En aquel tiempo, la multitud rodeaba a Jesús en tan gran número que se atropellaban unos a otros. Entonces Jesús les dijo a sus discípulos:

 

"Cuídense de la levadura de los fariseos, es decir de la hipocresía. Porque no hay nada oculto que no llegue a descubrirse, ni nada secreto que no llegue a conocerse. Por eso, todo lo que ustedes hayan dicho en la oscuridad, se dirá a plena luz, y lo que hayan dicho en voz baja y en privado, se proclamará desde las azoteas. Yo les digo a ustedes, amigos míos:

 

No teman a aquellos que matan el cuerpo y después ya no pueden hacer nada más. Les voy a decir a quién han de temer: Teman a aquel que, después de darles muerte, los puede arrojar al lugar de castigo. Se lo repito: A él sí tienen que temerlo.

 

¿No se venden cinco pajarillos por dos monedas? Sin embargo, ni de uno solo de ellos se olvida Dios; y por lo que a ustedes toca, todos los cabellos de su cabeza están contados. No teman, pues, porque ustedes valen mucho más que todos los pajarillos".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Al traer ante tu soberana presencia, Señor, nuestros dones, haz que, por medio de estos misterios, nos acerquemos a Jesús, el  mediador de la nueva Alianza, y nos renovemos por la aspersión salvadora de su Sangre. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. 1 Cor 10, 16

 

El cáliz de nuestra acción de gracias, nos une en la Sangre de Cristo; y el pan que partimos, nos une en el Cuerpo del Señor.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Habiendo sido reconfortados con el alimento y la bebida de salvación, te pedimos, Señor, que seamos bañados siempre con la Sangre de nuestro Salvador, y que ésta se convierta para nosotros en fuente de agua que brote hasta la vida eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 15 octubre, 2015 at 15:27  Comments (1)  

LECTURAS DEL JUEVES XXVIII DEL T. ORDINARIO 15 DE OCTUBRE SANTA TERESA DE JESÚS RELIGIOSA DOCTORA DE LA IGLESIA (BLANCO)


Sí, se lo repito: a esta generación se le pedirán cuentas.

 

 

clip_image001

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SANTA TERESA DE JESÚS RELIGIOSA DOCTORA DE LA IGLESIA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 41, 2-3

 

Como la cierva busca el agua de las fuentes, así, sedienta, mi alma te busca a ti, Dios mío. Mi alma tiene sed del Dios vivo.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Dios nuestro, que, por tu Espíritu Santo, elegiste a santa Teresa de Jesús para que mostrara a la Iglesia el camino de la perfección que se debe seguir, concédenos alimentarnos siempre con su doctrina espiritual y arder en el deseo de la verdadera santidad. Por nuestro Señor Jesucristo…

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

El hombre es justificado por la fe y no por cumplir la ley de Moisés.

 

clip_image002

De la carta del apóstol san Pablo a los romanos: 3, 21-30

 

Hermanos: La actividad salvadora de Dios, atestiguada por la ley y los profetas, se ha manifestado ahora independientemente de la ley. Por medio de la fe en Jesucristo, la actividad salvadora de Dios llega, sin distinción alguna, a todos los que creen en Él.

 

En efecto, como todos pecaron, todos están privados de la presencia salvadora de Dios; pero todos son justificados gratuitamente por su gracia, en virtud de la redención llevada a cabo por medio de Cristo Jesús, al cual Dios expuso públicamente como la víctima que nos consigue el perdón por la ofrenda de su sangre, por medio de la fe. Así nos enseña Dios lo que es su actividad salvadora: perdona los pecados cometidos anteriormente, que soportó con tanta paciencia, y nos da a conocer, en el tiempo actual, que Él es el justo que salva a todos los que creen en Cristo Jesús. ¿En dónde quedó, pues, tu derecho a gloriarte? Ha sido eliminado. ¿Por cumplir la ley? De ninguna manera, sino por aceptar la fe. Porque sostenemos que el hombre es justificado por la fe y no por hacer lo que prescribe la ley de Moisés. ¿Acaso Dios es Dios sólo de los judíos? ¿No lo es también de los no judíos? Evidentemente que sí, puesto que no hay más que un solo Dios, que justifica por medio de la fe tanto a los judíos como a los no judíos.

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 129

 

clip_image004

R/. Perdónanos, Señor, y viviremos.

 

Desde el abismo de mis pecados clamo a ti; Señor, escucha mi clamor; que estén atentos tus oídos a mi voz suplicante. R/.

 

Si conservaras el recuerdo de las culpas, ¿quién habría, Señor, que se salvara? Pero de ti procede el perdón, por eso con amor te veneramos. R/.

 

Confío en el Señor, mi alma espera y confía en su palabra; mi alma aguarda al Señor, mucho más que a la aurora el centinela. R/.

 

ACLAMACIÓN Jn 14, 6

 

clip_image005

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre, si no es por mí, dice el Señor. R/.

 

Les pedirán cuentas de la sangre de los profetas, desde la sangre de Abel hasta la de Zacarías.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Lucas: 11, 47-54

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos y doctores de la ley: "¡Ay de ustedes, que les construyen sepulcros a los profetas que los padres de ustedes asesinaron! Con eso dan a entender que están de acuerdo con lo que sus padres hicieron, pues ellos los mataron y ustedes les construyen el sepulcro.

 

Por eso dijo la sabiduría de Dios: Yo les mandaré profetas y apóstoles, y los matarán y los perseguirán, para que así se le pida cuentas a esta generación de la sangre de todos los profetas que ha sido derramada desde la creación del mundo, desde la sangre de Abel hasta la de Zacarías, que fue asesinado entre el atrio y el altar. Sí, se lo repito: a esta generación se le pedirán cuentas.

 

¡Ay de ustedes, doctores de la ley, porque han guardado la llave de la puerta del saber! Ustedes no han entrado, y a los que iban a entrar les han cerrado el paso". Luego que Jesús salió de allí, los escribas y fariseos comenzaron a acosarlo terriblemente con muchas preguntas y a ponerle trampas para ver si podían acusarlo con alguna de sus propias palabras.

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Acepta, Señor, con bondad nuestras ofrendas, tú que aceptaste con agrado el homenaje lleno de fervor que te ofreció santa Teresa. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Sal 88, 2

 

Cantaré las misericordias del Señor eternamente, y mi boca proclamará tu fidelidad de generación en generación.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Señor Dios nuestro, que has alimentado a tu familia con el pan del cielo, concédele que, a ejemplo de santa Teresa, pueda alegrarse, cantando eternamente tus misericordias. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 

Published in: on 14 octubre, 2015 at 15:12  Dejar un comentario